15 / 11 / 2022

EL TALENTO NO TIENE GÉNERO: S.PELLEGRINO YOUNG CHEF ACADEMY LANZA UNA NUEVA SERIE DE SEMINARIOS WEB PARA DEBATIR CÓMO CREAR UN SECTOR GASTRONÓMICO MÁS JUSTO Y REPRESENTATIVO

El valor del talento diverso está en el centro de la Young Chef Academy de S.Pellegrino, la inspiradora comunidad creada por S.Pellegrino para nutrir a la próxima generación de chefs visionarios.

En esta línea, la marca italiana líder de agua mineral con gas presenta «Impulsar el equilibrio de género en las cocinas», un foro digital para generar conciencia sobre la cuestión del equilibrio de género en el sector alimentario.

¿Dónde estamos hoy en día en términos de representación femenina en la industria? ¿Cuáles son las raíces de su disparidad de género? ¿Por qué es necesario el cambio? ¿Cómo podemos crear entornos inclusivos en los restaurantes? A lo largo de cuatro episodios -disponibles en el sitio web de la Academia de Jóvenes Chefs de S.Pellegrino- la serie de seminarios web explora diferentes aspectos de la cuestión del desequilibrio de género, al tiempo que esboza una hoja de ruta para el cambio.

Junto a Tom Jenkins, periodista y portavoz de SPYCA, como moderador, los protagonistas del debate sobre cómo crear un sector más justo y representativo son: María Canabal, periodista galardonada y fundadora y presidenta del Foro Parabere; Vicky Lau, chef-patrona del Tate Dining Room, con dos estrellas Michelin, y Mora en Hong Kong; Cristina Bowerman, la única cocinera de Roma que no sólo dirige un restaurante con estrella Michelin, en Glass Hostaria, sino que tiene tres tenedores de Gambero Rosso; y Nicolai Nørregaard, chef y copropietario de los restaurantes Kadeau, con estrella Michelin, en Bornholm y Copenhague (Dinamarca).

LOS PRINCIPALES RESULTADOS DE LA SERIE DE SEMINARIOS WEB

Canabal, partiendo de la historia de la cocina moderna y a lo largo de los años, destaca como el sistema de brigadas de cocina militarizadas que favorecen a los hombres, y las actitudes sexistas cotidianas, han frenado a las mujeres cocineras. Las cocineras suelen estar poco representadas y no son reconocidas.

Y los chefs de renombre lo confirman: «Si se repasa la lista de mujeres premiadas en el mundo, casi todas son propietarias de restaurantes. Para nosotras, ser independientes es la única manera de cambiar este sistema», dice Lau, «y a pesar de no tener experiencia, cuando empecé sola, no quise recrear un régimen militar agresivo. He elegido y sigo eligiendo gente tranquila, serena y equilibrada», concluye.

Nørregaard ha decidido gestionar su cocina de forma diferente, sin tolerar la agresividad, los gritos y la tensión. «Siempre soy yo quien toma la decisión final, pero aprendí, de un chef masculino, a ser amable y respetuoso», añade Bowerman.

Si se busca en Internet «chefs famosos», las imágenes que aparecen son siempre de hombres. Pero el primer cocinero que recibió tres estrellas Michelin en dos ocasiones fue una mujer, Eugènie Brazier, en 1933. «Esto es una prueba de que las mujeres en las cocinas de alto nivel no son un fenómeno reciente», subraya Canabal, «pero hoy cobran un 28% menos que sus colegas masculinos. Y si el 93% de la cocina doméstica es prerrogativa de las mujeres, si el 48% de los estudiantes de las escuelas de cocina son mujeres, pero sobre todo si el 55% de la población mundial es femenina, ¿sigue siendo necesario distinguir entre cocineros y cocineras? El talento no tiene género: ¿estamos preparados para identificar el talento cuando tiene forma femenina, o estamos mucho más preparados para identificar el talento cuando tiene forma masculina?

«A menudo siento que me entrevistan como mujer», dice Lau, «me piden que de mi punto de vista como cocinera y propietaria, como si hubiera diferencias con los hombres y como si mi trabajo específico, mi trayectoria, no importara en sí misma». Bowerman también comparte su experiencia sobre la desigualdad salarial: «Siento que soy una segunda opción para muchos eventos. Quienes organizan festivales, eventos, foros, buscan a una mujer no por su talento o por su trayectoria, sino sólo por ser mujer, tratándonos como intercambiables». Además, continúa Bowerman, «a las mujeres nos ofrecen un 20% menos que a los hombres y la oferta disminuye cada vez que pasamos al segundo nombre de la lista».

Como prueba de ello, la presencia de mujeres en los eventos es insignificante, salvo en el caso del jurado mundial del concurso de S.Pellegrino Young Chef Academy, donde el 57% de los miembros del jurado son mujeres.

Lau, Bowerman y Nørregaard coinciden en que hay que eliminar los estereotipos en la cocina. Trabajar en el sector de la hostelería es un reto para todos los géneros y todos sienten la necesidad de encontrar soluciones que permitan la flexibilidad de la brigada, mejorando el equilibrio entre la vida privada y el trabajo.

Tom Jenkins comentó: «Reconocemos que la gastronomía puede ser una industria difícil para las mujeres chefs y que a menudo están infrarrepresentadas en ella. Por este motivo, estamos especialmente orgullosos del proyecto de la serie de seminarios web, una de las actividades educativas de la Academia para situar la cuestión del equilibrio de género en el centro del debate, difundiendo buenas prácticas de igualdad e inspirando a las jóvenes chefs en su desarrollo profesional».

###

Acerca de S.Pellegrino y Acqua Panna

S.Pellegrino, Acqua Panna y Sanpellegrino Italian Sparkling Drinks son marcas comerciales internacionales de Sanpellegrino S.p.A., que tiene su sede en Milán, Italia. Distribuidos en más de 150 países a través de sucursales y distribuidores en los cinco continentes, estos productos representan la excelencia de la calidad en virtud de sus orígenes e interpretan perfectamente el estilo italiano en todo el mundo como una síntesis de placer, salud y bienestar. Fundada en 1899, Sanpellegrino S.p.A. es la empresa líder en el sector de las bebidas en Italia con su gama de aguas minerales, aperitivos sin alcohol, bebidas y tés helados. Como importante productor italiano de agua mineral, siempre se ha comprometido a mejorar este bien primario para el planeta y trabaja de manera responsable y apasionada para garantizar que este recurso tenga un futuro seguro.