a4614d4c-e940-4fc4-a0d5-073f4ac7e9c4

SIN MENÚS IMPRESOS Y SIN MÚSICA

El sector restaurantero ahora opera bajo un protocolo diseñado a partir de experiencias internacionales, sobre todo de Europa y Estados Unidos, de recomendaciones hechas por universidades, por la Organización Mundial de la Salud, por la Secretaría de Salud y por el Instituto Mexicano del Seguro Social.

“México va cuatro o seis semanas atrás que Europa y eso nos ha dado una ventaja en el tiempo: nos ha permitido entender un poco más cómo se propaga el virus, cómo funciona y aprender de las experiencias de otros países”.

El protocolo al que ahora se ciñe el sector es “un documento vivo” que se actualiza constantemente para mitigar el riesgo de contagio y hacer más seguro ir a las mesas de los restaurantes. Los tres pilares que lo sostienen, dice González, es el lavado frecuente de manos, cubrirse nariz y boca con mascarilla y careta, y mantener la distancia entre personas.

Otras medidas tomadas en los sitios de comida son mantener una distancia de metro y medio entre mesas, sustituir el menú impreso por otro cargado en un código QR, quitar los salseros que se solían poner al centro de la mesa, usar manteles desechables y restringir el sonido ambiente, ya que a mayor ruido, las personas elevan su tono de voz y llegan a salpicar más gotas de saliva.

Prácticamente la totalidad de los restaurantes que operan formalmente han instaurado todas estas medidas, sin embargo, González advierte que el 62% de los negocios está en el sector informal y que no todos están cumpliendo con todos los protocolos de seguridad y las capacitaciones a los empleados. “Esto es sumamente delicado para el sector, ya que si surge algún brote en un negocio de comida, la gente no va a preguntar si era un restaurante o un puesto informal. Simplemente van a dejar de ir a los negocios y eso podría ser el último clavo del ataúd para nuestro sector, que ha permanecido más de 100 días con las cortinas abajo”.
Pese a las decenas de estrategias que los empresarios del sector han puesto en marcha para mantener a flote sus operaciones en medio de la contingencia sanitaria, González advierte que el servicio a domicilio no será suficiente para cubrir los gastos y costos de operación de un restaurante. Luego de tres meses con las cortinas abajo, 25% de los negocios cerrarán dejando a 400,000 personas sin empleo. “Nos vamos a tardar 10 años en recuperar los niveles que la industria que tenía en 2019” prevé el empresario.
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>