riviera0

RIVIERA MAYA, CULTURA TURQUESA

Samadhi Mendiola* / Desde el aula

Arena blanca, suave y fresca a la sensación de los pies; mar color turquesa de oleaje suave, cielos despejados, calor y ambiente idílico para relajarse y disfrutar de unas increíbles vacaciones, es lo que viene a la mente de muchos extranjeros y compatriotas mexicanos, cuando se hace referencia a la Riviera Maya, sin embargo ésta es mucho más que playas y en seguida explicaré por qué lo digo.

Contexto histórico

La Riviera Maya, antiguamente llamada “Corredor Turístico Cancún-Tulum” se localiza en la costa oriental del estado de Quintana Roo, México y abarca un aproximado de 149 kilómetros de extensión que va desde Puerto Morelos hasta Punta Allen.

 

Chad Martel

 

Esta franja –hoy reconocida y visitada por viajeros de todo el mundo–, fue demarcada en 1993 por la Asociación de Hoteles y Condominios de Playa del Carmen A.C., en respuesta al continuo crecimiento turístico y hotelero de la zona, cuya finalidad era la de nombrar a éste destino con un nombre icónico y reconocible a nivel internacional, como destino caribeño único en su tipo.

Es hasta 1996, que tras largos estudios de campo, inmersión en la cultura quintanarroense e historia, se vislumbran las posibilidades de establecer una oferta turística que el destino era capaz de ofrecer a corto, mediano y largo plazo; por ello el nombre se cambia a Riviera Maya, como es conocido hoy en día.

Miticidad Maya vigente

La cultura Maya, hoy es considerada una de las más importantes que se desarrollaron en América, en el Sureste mexicano y Centroamérica; especialmente en países como Honduras, Guatemala, El Salvador y en México en Tabasco, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

Su importancia radicó en sus avances matemáticos y culturales, como la escritura y la calendarización. Sin embargo, durante muchos años se creyó que tras la conquista y muchos otros eventos históricos, esta cultura había desaparecido; incluso hoy, pueden encontrarse infinidad de descendientes, quienes conservan muchas herencias y costumbres.

 

riviera2

 

Turismo diferente

Sin duda México es reconocido a nivel mundial por el amable clima, ambiente e interesantes actividades que pueden encontrarse y realizarse en casi todos sus destinos de playa, sin embargo la Riviera Maya se diferencia no sólo por sus playas de agua cristalina, arena blanca –que muchas veces parece harina o su ambiente de fiesta y exclusividad, sino también por la peculiar miticidad maya que envuelve a casi todo el Sureste nacional.

Sin importar cuál sea la nacionalidad o el estado de la República Mexicana del que se provenga, unas vacaciones en la Riviera Maya siempre crean grandes expectativas, ansiedad por el día en que nuestros pies descalzos caminen por arenas y aguas caribeñas; a que las pieles multicolores se tornen doradas bajo los rayos del sol.

 

riviera3

 

A que el estómago se llene de platillos exquisitos y los ojos y oídos se maravillen con la música que emiten las olas del mar, que revientan en las orillas de las playas. Las gaviotas, rondando a aquellos peces que crean pequeñas ondas en el mar y acompañan armoniosas a los atardeceres terracotas, hasta aquellos músicos o danzantes de ascendencia maya, que pueden encontrarse cantando e imitando sonidos de jaguares o aves por las calles de Playa del Carmen, para trasladar un poco de sus historias y herencias.

Hoy en día, la Riviera Maya posee actividades y destinos para todo tipo de turistas o viajeros y también para todos los presupuestos posibles, ya que cada día mejoran y aumentan la cantidad y calidad de los atractivos y servicios que puede ofrecer Quintana Roo.

 

riviera4

 

Be Riviera…

Parejas, familias, empresarios exitosos, jubilados, por mencionar tan sólo algunos turistas dentro de una larga lista, huyendo aunque temporalmente de la cotidianidad, del smog, las largas horas en los embotellamientos viales de la ciudad, del frío o la lluvia, de la escuela, de la oficina, del grisáceo panorama del día a día, tras las obligaciones que nos ocupan, suelen darse cita en la Riviera Maya.

Puerto Morelos

El principal segmento de turismo que se ha desarrollado en la zona ha sido el de sol y playa, y es que ¿Quién podría decir que no a las aguas caribeñas? Si bien, todo el Sureste mexicano se caracteriza por tener unas hermosas playas, en la Riviera Maya podemos encontrar algo así, como un paraíso chiquito.

 

riviera5

 

En medio del concurrido y ya conocido Cancún y la vanguardista Playa del Carmen, se encuentra un pequeño –y ya no tan olvidado– pueblo pesquero, “Puerto Morelos”.

Hasta hace unos años, a esta localidad en la jerga quintanarroense se le llamaba “Muerto Morelos,” por la escasa vida nocturna que allí se vivía. Sin embargo, actualmente ha despuntado precisamente por esas peculiaridades, pues al ser menos glamoroso y concurrido que Cancún y Playa del Carmen, resulta un lugar muy atractivo para aquellos turistas que buscan algo más que vida nocturna o plazas con tiendas lujosas.

Más específicamente para quienes buscan relajarse tras sus ajetreadas vidas laborales, pasar tiempo en sus idílicas playas, dejar a los niños pequeños juguetear en el tranquilo mar y disfrutar de los lujosos resorts u hoteles gran turismo y de 5 estrellas, cuyas excepcionales vistas hacen de cada amanecer una experiencia única, espacios y actividades desarrolladas para todas las necesidades, bolsillos y gustos.

Para aquellos turistas más intrépidos y aventureros –pero no por tanto menos exigentes–, Puerto Morelos tiene una gran oferta de hoteles petite, casas de huéspedes, rodeados de la abundante flora quintanarroense, en las que se comparte mucho más que una habitación u hotel entre viajeros de todas partes del mundo, también es posible caminar por las tardes admirando las lindas playas de Puerto Morelos, los rojizos atardeceres, platicar con alguien de la amistosa localidad, mientras se espera un delicioso coctel de camarón o pulpo recién hecho.

Playa del Carmen y Akumal, azul caribe y “lugar de tortugas”

Lo que antes se constituía como otro pequeño pueblo pesquero del Caribe mexicano, hoy se consolida como uno de los destinos favoritos por viajeros de todo el mundo, ya que al igual que en Cancún y Puerto Morelos pueden encontrarse hoteles de 5 estrellas y hostales, tiendas de marcas reconocidas a nivel mundial a lo largo de su hoy cosmopolita “Quinta Avenida”, donde la recién inaugurada “Plaza Corazón” y “Quinta Alegría” llaman a sus visitantes a adentrarse en su vanguardista arquitectura y a enflaquecer un poco las carteras, sin embargo, es un destino que suele ser más visitado por grupos, parejas o familias jóvenes, ya que además de contar con unas playas increíbles, el ambiente es mucho más activo, pues a lo largo de todo el año, sus playas son sede de múltiples festivales de música.

Ahí, puede disfrutarse de una larga y divertida noche en algún bar o discoteca de la “12”, calle ubicada en el corazón La Quinta Avenida y en la que se ve toda clase de personas, desde el hippie, hasta el holandés más exigente, disfrutando de la fiesta y de una variada oferta de cocteles preparados con nuestro nacional tequila o con mezcal.

Durante el día, además de visitar-se las playas y nadar en ellas, pueden hacerse recorridos en caballo e incluso en algunos clubes de playa –aunque controversial– en camellos. También Playa del Carmen es idílico para realizar esnórquel, freediving o buceo: hacer recorridos en bicicleta conociendo un poco de la vida de los playenses o rentar alguna cuatrimoto para desplazarse por las playas o adentrarse en las selvas colindantes.

Además, a pocos minutos pueden encontrarse algunos de los parques temáticos mexicanos más reconocidos del mundo, como Xcaret y Xel-Ha, donde no sólo pueden realizarse actividades acuáticas como nado con delfines, nado en ríos subterráneos o buceo, sino presenciar diversas representaciones dancísticas, en las que se busca recrear para todos los turistas un poco de la histo-ria y magia que se respira en Quintana Roo, apreciar algunas de las especies endémicas de la región y que por su estado de peligro en extinción, es casi imposible avistar en otros lugares.

Akumal o “lugar de tortugas”, es un pequeño poblado a pocos minutos de Playa del Carmen y aunque sus playas no suelen ser tan suaves y blancas como los anteriores mencionados, sus aguas cristalinas y sus abundantes arrecifes de coral y cenotes, hacen de este sitio un destino más que ideal para aquellos aventure-ros que quieren practicar buceo, avistamiento de tortugas o solo disfrutar de alguno de sus restaurantes a la orilla del mar, que se caracterizan por ser menos pretenciosos, algunos de ellos en los que se puede beber un delicioso coctel en columpios frente a la barra y algunos como “la buena vida” al que considero una visita –o dos– obligadas cada que vacaciono en la Riviera Maya, ya que cuenta con una mesa en la cima de una palmera y en compañía de amigos o familia, admirar los atardeceres es un deleite visual.

 

riviera6

 

Historia rompiendo la selva

Tulum y Cobá, dos destinos arqueológicos, de belleza e historia inigualable. Sin duda Tulum es una de las zonas arqueológicas más visitadas y fotografiadas del Sureste mexicano, pues la ruina más icónica fue concebida con un objetivo estratégico y se encuentra en la cima de un acantilado a la orilla de las turquesa mar, pero lo que pocos saben es que –pese a ser sumamente concurrido–, Tulum no es sólo una zona arqueológica, sino que es también un pequeño pueblo, que ha apostado por un turismo más segmentado y a mucha menor escala que otros lugares en el estado, en el que definitivamente no van a encontrarse resorts u hoteles gran turismo, sino pequeños conjuntos de villas que van desde lo austero y necesario para disfrutar de una relaja-ción única, hasta las que se encuentran equipadas con todo lo necesario para disfrutar de una estancia llena de lujo en un lugar paradisiaco.

Aunque el crecimiento de los hoteles y otros lugares en la Riviera Maya han reducido de manera considerable la abundante selva y los abrumadores verdores, aún hay zonas que se conservan igual que hace 30 años, por ejemplo Cobá.

Dicho sitio, es una zona arqueológica, constituida de tres pirámides y es considerada una de las ciudades más grandes que existieron durante la cultura maya.

Lo extraordinario de éste destino, es el contraste que tienen las edificaciones en la naturaleza, es decir que en medio de una considera-ble y abundante extensión de selva, las pirámides pueden encontrarse rompiendo el paisaje, pero aun de manera armoniosa. Cobá, además de ofrecer un acercamiento a la cultura maya precolombina mediante la visita, brinda una serie de cenotes y ríos subterráneos aledaños, que antiguamente sirvieron para proveer a sus pobladores y hoy se aprovechan para realizar diversas actividades acuáticas.

 

riviera7

 

¿Y qué comemos?

En su mayoría, los destinos de playa en México –especialmente los que son más glamurosos y concurridos por una increíble diversidad de nacionalidades como lo son Cancún y Riviera Maya–, cuentan con restaurantes u hoteles que pueden ofrecer una variedad impresionante de platillos.

En la referida franja, hay una gran oferta gastronómica para todos los presupuestos y principalmente para todos los gustos, como la comida argentina, italiana, china, etc. y de las cocinas locales,  la yucateca que la que más prevalece en los estados en los que esta cultura se desarrolló.

Cocina Maya: herencias para la gastronomía Yucateca

Evidentemente, los mayas tampoco se quedaron atrás en sus avances gastronómicos. Al igual que en otras partes del territorio mexicano, el cultivo y aprovechamiento del maíz, calabaza, cacao y chile, fue fundamental para la supervivencia de esta cultura, sin embargo, aunque sus “platillos” difieren de los que podemos consumir hoy en día, puede apreciarse el bagaje cultural e historia en cada uno de ellos.

Algunos de los platos recomendados para aquellos turistas y estómagos valientes y aventureros, son la cochinita pibil que recibe su denominación por el Pib, nombre alusivo a una técnica de horneado subterráneo muy peculiar la cual suele servirse en tacos, con tortillas de maíz, acompañados de la infaltable cebolla morada y el chile habanero, el cuál –según algunas fuentes–, fue implementado por primera vez como condimento por la cultura maya.

También los papadzules que son pequeños tacos de huevo, pollo, carne de res o cerdo deshebrado, condimentados algunas veces con axiote o una salsa de semilla de calabaza.

Para beber, una típica agua de chaya, por muchos considerada como uno de los legados gastronómicos más importantes de los mayas, ya que además de ser un arbusto que se da mucho en toda la península de Yucatán y Centroamérica,  tiene un peculiar sabor y frescura; además de usos medicinales, como regulación de colesterol y triglicéridos, entre otros.

Así que no lo piensen más, visiten Riviera Maya y déjense extasiar por las maravillas que el mundo maya tiene para todos.

Samadhi Mendiola Quintero, alumna de la Facultad de Turismo y Gastronomía, de la Universidad Anáhuac Norte y del professor Alexander Scherer.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>