alergias0

¿ALERGIAS A LOS ALIMENTOS?, LOS CINCO MITOS MÁS COMUNES

Isa González* / Visión saludable

Son de los padecimientos más frecuentes que ocurren en nuestra población; cada año, millones de personas sufren de éste tipo de alergias, que provocan síntomas que van de leves y de poca gravedad, hasta episodios moderados o graves, que incluso llegan a requerir de hospitalización y en ocasiones, provocan la muerte tras generar choques anafilácticos inducidos por la misma reacción.

Debido a que no existe cura para las alergias a los alimentos, sí se tiene un historial de reacciones a cientos de ellos; aunque lo mejor es evitarlos para prevenir daños a la salud y estar bien informados respecto a estos temas.

 

alergias1

 

Es por ello que en esta ocasión, aclaramos cinco mitos relacionados con las alergias a ciertos comestibles.

1. La intolerancia a la lactosa y la alergia a la leche, equivalen a lo mismo.

Ser intolerante o ser alérgico a un alimento, no es sinónimo: las alergias, son manifestaciones de las reacciones que ocurren en el sistema inmunológico de la persona, cuando es alérgica a una o a varias proteínas contenidas en el insumo –en este caso la leche–. Estas reacciones, son producto de la liberación de anticuerpos y por ende, de histamina. Van de leves a severas e incluso, provocan riesgo de muerte si no se controlan a tiempo.

Por su parte, la intolerancia a los alimentos, puede tener síntomas similares a los de una alergia, sin embargo, el sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen; ésta más bien se da cuando el cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes, ya sea por la falta de alguna enzima, o por la baja actividad de la misma. Una persona que padece intolerancia, puede seguir consumiendo el alimento en pequeñas cantidades sin que los síntomas se agraven.

alergias2

 

2.Las personas que son alérgicas a algún insumo, pueden presentar reacciones con el solo hecho de oler ese alimento.

La mayoría de las personas alérgicas, reaccionan después de ingerir algún alimento. En los niños, otro tipo de exposición a las proteínas del mismo –como el contacto directo o la inhalación–, puede generar reacciones; sin embargo, ese tipo de exposición, no suele causar consecuencias severas en las personas con este padecimiento.

Al oler alimentos, también es poco común que se tengan reacciones alérgicas,  por ejemplo, el aroma a mantequilla de cacahuate es producido por compuestos orgánicos que se volatilizan fácilmente; su aroma no está relacionado con las proteínas de maní en el ambiente, por lo tanto, no es probable que ocasione reacciones.

Sin embargo, el inhalar pequeñas partículas de alimento –por ejemplo, las que se desprenden al momento de hervir, freír, cocinar a la parrilla, pelar, rostizar o moler alimentos–, sí puede desencadenar reacciones alérgicas en personas altamente sensibles.

Algo similar sucede al momento de tocar algunos alimentos. Las personas muy sensibles deben evitar manipular directamente esos insumos y posteriormente tocar sus ojos, nariz o boca, pues es probable que se genere una reacción.

3.“Soy alérgico al gluten”

No existe “la alergia” al gluten, lo correcto es llamarle “intolerancia al gluten”, que es una proteína encontrada en el trigo y otros cereales como el centeno y la cebada.

El gluten presente en los alimentos, daña el revestimiento del intestino delgado, lo que a su vez, impide que el organismo digiera y absorba apropiadamente los alimentos. Las personas que son intolerantes al éste, deben de seguir una dieta apropiada libre de gluten, pues de no evitarse esta proteína desde los primeros síntomas, puede presentarse desnutrición, problemas óseos y deficiencia en el crecimiento de los niños.

 

alergias3

 

4.Se puede presentar una reacción alérgica con el solo hecho de “probar” el alimento.

Así es. Todas las personas que son alérgicas a algún alimento, tienen un diferente grado de tolerancia a las proteínas del mismo.

Existen casos muy extremos, en donde cantidades mínimas de proteína –restos de alimento en una cuchara, por ejemplo– han ocasionado reacciones que causan la muerte a personas en muy corto tiempo.

Por otra parte, hay pacientes más tolerantes, que pueden consumir ciertas cantidades del insumo sin presentar reacción, o bien, que manifiestan reacciones muy leves cuando las consumen. La cantidad de alimento y severidad de la reacción, depende del sistema inmunológico de cada individuo.

alergias4

 

5.Utilizar sanitizante para manos en gel o desinfectante para superficies, puede ayudar a eliminar restos de alérgenos.

Los sanitizantes para manos y desinfectantes para superficies, son útiles cuando de eliminar microorganismos se trata. Los restos de proteínas de alimento –que son los causantes de las alergias–, que quedan en manos y superficies, no se eliminan con soluciones desinfectantes, sino a través de la fricción generada al tallar las superficies.

Para eliminar restos de proteínas de las manos, se recomienda lavarlas correctamente con jabón. Para quitarlos de las superficies, lo más efectivo es realizar una limpieza profunda con detergente y utensilios apropiados.

alergias5

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>