UNA COPA PARA CADA CERVEZA

Para los amantes de la cerveza está sin duda es una premisa: “no se debe beber cerveza directo de su botella”; pero ¿Por qué? Ocurre que el cuello del envase es pequeño y no permite que los aromas de la espirituosa se liberen como debe ser.

Otro motivo, es que mientras se toma, la botella cambia de temperatura prontamente, se calienta y evita que la cabeza de espuma y cualidades organolépticas dejen de apreciarse.

Es por lo anterior, que los expertos opinan que el vaso o copa en la que degustamos la cerveza, es igual de importante que la propia bebida, pues gracias a éste se pueden percibir las cualidades, sabores y propiedades que el maestro cervecero busca en cada creación.

A continuación presentamos los doce vasos más comunes para degustar este brebaje y percibirlo en todo su esplendor.

 

 

chalice

 

1- Chalice: En esta pieza, los comensales podrán disfrutar cervezas intensas y aromáticas, como las trapenses, de abadía y Ale de origen belga. Es una copa de base fuerte, boca ancha y tallo grueso. La forma que tiene permite una adecuada evaluación de matices, espuma y con esta pieza se puede beber de forma pausada para degustar mejor.

 

 

 

 

 

 

tarro americano

 

2- Tarro americano: Recomendable para servir cervezas tipo Doppelbock, Dunkel, Pale Lager, Amber Lager, Brown Ale, Pilsner, Smoked e Imperial Pils; está hecho con vidrio y mango gruesos que evitan que la bebida se caliente rápidamente, además de que es resistente para los brindis fuertes. Tiene hoyuelos de forma hexagonal, cuadrada o circular, así que al verter la cerveza, su forma ayuda a que la espuma se disipe rápidamente.

 

 

 

 

 

pilsner

 

 

3- Pilsner: La cerveza lager y Pilsner, puedenser degustada perfectamente en esta pieza de forma cónica, alta, delgada en la parte inferior y ancha en la superior. Su silueta favorece a las cervezas cristalinas y además, logra que la espuma perdure para disfrutar el sabor cremoso y aroma del lúpulo.

 

 

 

 

 

 

 

tulip

 

4- Tulip: En esta pieza se pueden disfrutar cervezas espumosas, como la Foreign Stout, Gueuze, Belgian Ale, Saison, Abbey Dubbel y American Pale Ale. Tiene un diseño en forma de tulipán, que logra una prolongación en nariz y su boca delgada, hace que al servir se forme una capa gruesa y suave de espuma.

 

 

 

 

 

 

shaker

 

 

5- Shaker: Es preferido por muchos expertos para degustar cervezas como la tipo Dry Stout, Golden Ale, Imperial, Porter, Almber Ale, Amber Lager, Wheat Ale y Stout. Es muy parecido al Nonic, pero no tiene esa parte ancha que sobresale de su figura. Su tamaño mediano, contribuye a formar una buena espuma.

 

 

 

 

thristle

 

 

6- Thistle: Utilizada para servir cerveza estilo Scotch Ale, esta pieza se fabrica con cristal. Su forma tiene dos funciones: ayuda a percibir mejor los aromas y además tiene los contornos de una flor de cardo, que es la flor de Escocia, emblema de esa nación.

 

 

 

 

 

 

stein

 

 

7- Stein:  Se conoce también como jarra alemana y está hecho de cerámica; es empleado generalmente para servir cervezas tipo Lager de estilo Viena, Munich o Bock. Suele favorecer mucho en temporadas calurosas, pues mantiene la cerveza fría por más tiempo.

 

 

 

 

 

Weizen

 

 

8- Weizen: Tiene una forma estrecha en la base que se redondea y ensancha poco a poco hacia la parte superior; eso logra una buena gasificación y formación de espuma. Generalmente es usada cervezas tipo Wheat Ale, German Hefeweizen, German Kristallweizen o Belgian Witbier.

 

 

 

 

 

nonic

 

9- Nonic: Quien ha tenido la experiencia de visitar algún pub británico, sabrá que este vaso es uno de los favoritos para servir cerveza Porter, Stout o Ale de aquella nación. A sus costados, sobresale un ensanche que lo hace ergonómico y al mismo tiempo, permite que aísle la temperatura y la cerveza se mantenga más fría, al ser agarrado con la mano.

Snifter

 

10- Snifter: Perfecto para degustar cervezas fuertes y con más de ocho por ciento de alcohol, como la Imperial Stout, Mead, Sour Red Stout, Indian Pale Ale o American Strong Ale; está construido con una redonda y amplia superficie inferior, esto para aumentar la transferencia de calor de la mano y tener una temperatura deseada. Por el contrario, su zona superior es estrecha y favorece el olfato cuando degustamos.

 

 

 

 

 

flauta

 

 

11- Flauta: Este tipo de vaso fue creado originalmente para degustar bebidas como el champagne; pero fue adaptado para servir cervezas gaseosas y afrutadas, como la Faro, Fruit, Gueuze, Kriek y Pilsner. Posee un carbónico pronunciado que permite percibir la subida de las burbujas en forma de cascada. Lo anterior también favorece la percepción del aroma y vista. Como suele tener un tallo pronunciado y delgado, evita que la mano del comensal entre en contacto con la pared de vidrio y caliente la cerveza.

 

 

 

 

stein

 

 

12- Stange: Simple pero eficaz, este vaso de origen alemán posee una forma cilíndrica, estrecha y prolongada que permite que al servir exista una concentración de espuma. Favorece mucho la degustación de cervezas como la Altbier y Kölsch.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>