museo-helado-miami-3

MUSEO DEL HELADO ES MULTADO POR SU CHISPAS DAÑINAS PARA EL MEDIO AMBIENTE

Le debe 5 mil dólares a la ciudad de Miami.

El Museo del Helado es un lugar errante que aparece de imprevisto, famoso por funcionar como un parque de diversiones para los usuarios de Instagram y nadie más de importancia, sobre todo si consideramos que la entrada vale 38 dólares. Abrió sus puertas en el 2016 por primera vez en Nueva York antes de expandir sus tentáculos a ciudades como Los Ángeles y San Francisco.

El museo se muestra como una colección de instalaciones, pero sus detractores lo consideran algo más cercano a una casa de diversiones gigantesca. Una de sus atracciones principales es la alberca de chispas: un cuarto plagado con chispas de plástico (no comestibles, por supuesto).

mu7

La “sucursal” en Miami abrió el mes pasado y, a pesar de su corto tiempo, ya suma tres multas cuantiosas que ascienden a cinco mil dólares expedidas por la ciudad de Miami, de acuerdo al informe del Miami New Times. Resulta que las “chispas” representan varios riesgos al medio ambiente.

 A finales de diciembre, una semana después de la inauguración del museo en Miami, Dave Doebler, cofundador de la página sin fines de lucro, VolunteerCleanup.com, recibió información confidencial de parte de un ambientalista cercano a él de que las chispas terminaron fuera del museo y llenaron de basura las calles contiguas. Doebler llevó a cabo una investigación y documentó sus resultados en un video que subió a YouTube. Doebler resaltó que el plástico bien podría terminar en el drenaje cuando llueva. El agua de dichos drenajes se deposita en la Bahía Vizcaína y representaría un riesgo a la vida marina. Los animales podrían confundir las chispas de plástico con comida real y morir. Doebler envió sus conclusiones a sus contactos en el departamento de condados de la ciudad y también al museo.

 “Estoy extremadamente complacido con la respuesta de la ciudad y el contacto con los encargados del museo para colaborar”, respondió a MUNCHIES por correo el viernes pasado. “Tengo la confianza de que la ciudad continuará ejerciendo las medidas para proteger a nuestra bahía”. La ciudad expidió el 22 de diciembre un aviso de cortesía al museo, seguido de una multa de mil dólares un día después de Navidad, de acuerdo con la confirmación de la vocera del museo, Melissa Berthier. Los problemas no terminaron ahí. El museo recibió dos multas más el miércoles y jueves de la semana pasada, ambas de dos mil dólares.

ice-cream-museum-article6

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>