venezuela0

LA CULTURA Y LA GASTRONOMÍA QUE HACEN A VENEZUELA UN PAÍS ENIGMÁTICO

Sobre la faz de la tierra todos somos iguales, pero a la vez diferentes. Los seres humanos tenemos derecho a los mismos beneficios y la necesidad de los mismos deberes pero, entre continentes y naciones nos diferenciamos por algo que se denomina cultura.

Cada país tiene una esencia formada por costumbres, tradiciones, arte, creencias, conocimientos, leyes y hábitos que envuelven a sus sociedades, misma cambia de generación en generación, buscando así la innovación y libertad con el paso del tiempo.

Los países latinoamericanos tenemos muchas características en común que nos hacen un continente. Sin embargo, dentro de cada nación surgen detalles que marcan la pauta en cuanto a establecimiento de territorio, y es ahí donde empieza una sociedad diferente con una cultura de la cual podemos aprender.

Limita al norte con el Mar Caribe y el Océano Atlántico, al sur con Brasil, al oeste con Colombia y al este con Guyana; tiene una población total de 32 millones aproximadamente, con un clima cálido y agradable en general.

venezuela1

 

Esto es Venezuela. “Soy desierto, selva, nieve y volcán” es la frase que define la proveniencia de un venezolano. Esto es gracias a la existencia de diferentes ambientes y localidades climáticos dentro del territorio. Contamos con nieve en el estado de Mérida, selvas y reservas forestales dentro de las más grandes a nivel mundial; desiertos en el estado de Coro y volcanes alrededor del país. Las principales ciudades son Caracas y Maracaibo.

Todas las culturas tienen algo que las hace únicas, pero un venezolano siempre se reconocerá en el exterior.

La principal porción de venezolanos son católicos, por ende la celebración de navidad y fechas patrias religiosas son fiestas muy bien celebradas. Los eventos sociales y patrióticos son celebrados como el día de la raza, el 12 de octubre, y una de las muchas batallas celebradas, la de Carabobo el 24 de junio. Contamos con teatros como el Teresa Carreño y parques públicos, como el Parque del este.

Ahora, los que habitan en esta tierra tienen una esencia inconfundible la cual, en mi opinión, dependiendo del receptor, puede ser increíblemente agradable o de mal gusto, ¿por qué? Tenemos formas muy peculiares de ser y llevarnos, tanto en nuestra nación como en el exterior.

 

venezuela2

 

El venezolano es amigo, bromista, alegre, fiestero, cariñoso, amable y solidario. Hablamos como decimos nosotros “claro y raspao”, lo cual significa que somos directos y decimos lo que pensamos, algo que a veces nos perjudica.

La hipocresía no está en nuestra sangre, ya que preferimos ser frontales, cuando a veces hace falta un poco más de cordialidad. Pero, vamos aprendiendo.

La positividad siempre está en nuestras almas, a todo le sacamos un chiste y lo ratifica el hecho de que hace tres años, en plena crisis, éramos considerados aún el tercer país más feliz del mundo. Nos encanta una fiesta o como decimos nosotros “rumba o parranda”, siempre hay una ocasión para celebrar y todo el mundo contribuye sin rencor.

Al igual que todos los latinoamericanos, somos impuntuales. Decimos una hora para ofrecer un momento aproximado de encuentro, pero uno tiene que hacer sus propios cálculos, dependiendo con quien te vayas a encontrar. Definitivamente, es todo un arte.

Somos flojos pero a la vez trabajadores. Es decir, no trabajamos de menos, pero tampoco de más, a menos de que sea algo particular que deseemos. En tal caso brota el esfuerzo y la dedicación.

Somos vanidosos y de mucho cuidado en cuanto a la apariencia, politizamos todo lo que no es de política, nos fascina pelear hasta en broma; cualquiera es familia o compadre, te revisa un policía y te diría: “abre la cajuela hermano”.

Somos cálidos y conversadores, tenemos iniciativa y un gran sentido del humor; nos gusta lucirnos, llamar la atención y destacarnos en cualquier lugar al que vayamos.

venezuela3

 

 

Por otro lado, siempre estamos a la defensiva por el simple hecho de que crecimos en un ambiente de tensión y competencia diaria. Hasta antes de las épocas de crisis que empezaron en 1998, el venezolano siempre ha sido competitivo, y a veces al igual que todo latinoamericano, busca su beneficio personal y no el común, con el menor esfuerzo posible.

En las principales ciudades se vive un constante estrés y tensión, donde todo es rápido y en un abrir y cerrar de ojos, si no te “pones las pilas”, ya tienes 20 personas delante de ti y con mejores ofertas. Somos impacientes, todo lo queremos para ayer, por lo cual hablamos extremadamente rápido y los demás vecinos del continente nunca nos entienden.

En varios casos nuestra chispa de alegría constante es confundida por exceso de confianza, pero lo hacemos con buena intención.

Desde niños en los colegios te exigen en niveles impresionantes más las trabas del país y de la competencia en sí, hace que el venezolano se destaque en el exterior por su perseverancia, capacidad de resolución de conflicto y de solucionar y llevar resultados a la mesa, sea como sea. En mi caso particular, es lo que más agradezco a mi país, saber que llevo ese constante movimiento de ideas y capacidad de desenlace conmigo.

Somos fan de la famosa “libertad de expresión”. Se trata de un sentido de justicia que busca rechazar el abuso y el conflicto innecesario. No falta nunca el que dice: “no pelees mi pana, habla las cosas”. Pana es amigo, pero significa más “amigo del alma”. Chevere es una expresión imposible de comparar que indica que todo está bien o inmejorable. Rumba es fiesta. Birra es cerveza. Y al venezolano le encanta celebrar. El drama no es lo de nosotros.

Ahora, no puede haber celebración sin comida. La forma de mostrar aprecio siempre es invitando a comer en casa, haciendo sentir a esa persona como parte de tu familia. Somos generosos y dar está en nuestra cultura.

venezuela4

 

 

Y, ¿qué comemos? La cultura gastronómica dice más de lo que las palabras pueden expresar sobre una nación, y eso mismo pasa con Venezuela.

Nos gusta lo rápido, simple, sencillo, pero repleto de sabor. Por eso nuestro plato principal es la arepa, que es harina de maíz con agua tibia, aceite y sal; se le da la forma circular de la arepa y se pone al budare, nuestro comal. Luego se rellena con varias cosas como pollo y aguacate (Reina Pepiada); cazón, carne con frijoles, queso y plátano macho frito (Pabellón), entre otras extensas creaciones. Las arepas también pueden ser fritas, endulzadas con anís y consumidas con queso muy salado para contrarrestar.

Otros platos típicos son la Cachapa el cual es el grano de maíz mezclado con azúcar para luego crear una masa y poner a la plancha. Se puede rellenar con queso, carne de res o de cerdo, o chicharrón.

Los tequeños son el bocadillo o botana que no falta en ningún evento, caracterizados por ser masa estilo hojaldre relleno de queso salado, luego frito en una freidora especial, generalmente se acompaña con salsa de pimentón dulce o una jalea de guayaba.

 

venezuela5

Las empanadas venezolanas nada tienen que ver con las argentinas, son hechas con la misma masa de la arepa y rellenas de gran variedad, para luego ser fritas y acompañadas de una salsa de ajo.

Los patacones son plátano macho frito dos veces con el relleno colocado encima, el cual generalmente es queso con ensalada de col y salsas varias.

En cuanto a comidas de mesa, es decir, menos de calle, tenemos la Hallaca, el muchacho redondo, el pan de jamón, pernil, ensalada de gallina, entre otras cosas.

Estos son los platillos que ofreces cuando alguien viene a comer a tu casa para hacerlos sentir como uno de los tuyos y, no puede faltar el comentario de un venezolano que diga “la comida de mi mamá es la mejor que existe, vente pa´ que la pruebes”.

 

venezuela6

 

 

*Daniela Rodríguez Fonseca (alumna de Administración Turística) y Mtro. Alexander Scherer

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>