fprincipal_mexico

De México para el mundo

México nos llena de orgullo con su comida, tradiciones, y folclor, tríada reco–nocida en el mundo debido a la gran personalidad que nos distingue y que se origina en la fusión de distintas culturas y civilizaciones a través de los siglos.

Prueba de lo anterior se percibe en este último trimestre del año, que es cuando se presentan las festividades más emotivas, así como las tradiciones y costumbres mexicanas más conocidas, mismas que han sido adoptadas –de una forma extraordinaria–, por varios países alrededor del mundo.

Día de Muertos

A principios de este mes, 1 y 2 de noviembre, celebramos el Día de Muertos y el Día de Todos los Santos respectivamente. Ambos demuestran en sí la simbología festiva de las culturas establecidas en México antes de la conquista y que además, fueron enriquecidas con las tradiciones traídas por los europeos.

Se dice que era costumbre que los pueblos prehispánicos, conservaran como trofeos los cráneos de los vencidos en batalla; esto derivó en la elaboración de las famosas ‘calaveritas’ hechas con azúcar, chocolate, amaranto, gomitas y otros ingredientes. En la frente de los coloridos cráneos, suele colocarse el nombre del difunto a quien se recuerda.
También se elabora en estas fechas el pan de muerto, el cual fue agregado por los evangelizadores españoles, con un simbolismo que se coloca sobre el pan redondo: cuatro figuras en forma de huesos y una esférica en el centro, que simula el cráneo.

Otro elemento bien conocido y representativo de México, son las flores de cempaxúchitl, −xempoalxochitl−las cuales simbolizan el resplandor del sol que atrae y guía a las almas de los muertos. En ésta época, los colores y los aromas invaden los mercados tradicionales, que exhiben papel picado, veladoras, frutas, calaveras cómicas e insumos para preparar dulce de calabaza, camote, mole, arroz o cualquier platillo que amaron nuestros seres queridos en vida; y que la gente colocará en las ofrendas expuestas en altares, para que “ellos vengan a comer”.

finterior_mexico0

Algo a resaltar es que en las últimas décadas nos ha influenciado la costumbre del Halloween –proveniente de Estados Unidos–, pero también nos hemos apropiado del uso de disfraces, que personalizamos con personajes mexicanos como la Catrina, el Monje Loco, la Llorona y las calacas; siempre preservando nuestras tradiciones de Día de Muertos sobre otras tradiciones parecidas.

Posadas Mexicanas

Fueron creadas por los primeros evangelizadores en la Nueva España, en sustitución de los nueve días de celebraciones a Huitzilopochtli –regente de la guerra para los Mexicas–, que se efectuaban en fechas anteriores a la Navidad.

Es así que desde 1587, se realizan estas fiestas populares que hacen alusión al peregrinar de San José y la Virgen María, nueve días antes de Navidad. Es tradición cantar Posada además de Villancicos y en ocasiones se presentan Pastorelas que son representaciones teatrales −generalmente tragicómicas− del peregrinar.

Las piñatas fueron introducidas por los españoles a México, casi al mismo tiempo que las Posadas; éstas tenían forma de estrellas con siete puntas; cada pico representaba un pecado capital. Lo anterior se hizo con la intención de enseñar a los naturales mexicanos que al romper la piñata con un palo, –que representa la fortaleza de Dios– y con los ojos vendados, la fe que nos inspira nos traerá recompensas: dulces y regalos que evocan la dicha de evitar cualquier pecado. Hoy en día las piñatas se utilizan no sólo en época Navideña, sino también en cumpleaños y otras celebraciones para niños en México y en muchos otros países.

finterior_mexico5

Otro elemento importante de estas festividades, es por supuesto la flor más representativa de la Navidad: la Noche Buena, originaria de nuestro país y conocida porque florece precisamente en esta temporada decembrina. La internacionalización de esta hermosa flor mexicana se debe al gusto del primer embajador estadounidense Joel Robert Poinsett , que luego de su visita a México –ocurrida en 1828–, regresó a su país y la llevó consigo; después la cultivó en invernaderos para obsequiar a sus amistades –por eso en su nación la especie es conocida como Poincettia–. Desde entonces, inició su proliferación a todo el mundo.

Por otro lado, si hablamos de gastronomía, el platillo más convencional para la cena de Navidad en México y otros países –tanto en América como en el norte de Europa– es el guajolote (del náhuatl huey-xólotl, huey ”grande” y xólotl ”ovalado”). Esta ave mexicana fue llevada a España y Europa por los conquistadores que al ver su semejanza con el pavo real asiático lo llamaron pavo. En 1521 llega Hernán Cortés a la capital azteca, México Tenochtitlán, donde encuentra estas aves ya domesticadas y que formaban parte de la dieta y gastronomía regional.

Por su tamaño y peso, el pavo se utiliza para grandes celebraciones y banquetes hasta nuestros días como lo es la cena de Navidad, acompañado de ensaladas, tamales, atoles de varios sabores y ponches de frutas.

Fiesta de Fin de Año

Esta fiesta se realiza en México, al igual que en todo el mundo occidental, de manera festiva y con mucha alegría.

Es tradición cantar las ‘Golondrinas’ durante el último atardecer del año, acompañadas del mariachi, despidiendo al ciclo que termina. A la media noche brindamos con sidra o champán y comemos doce uvas que evocan a los doce meses del año; las consumimos una por una a cada campanada del reloj, mientras pedimos una docena de deseos.

finterior_mexico4

Después felicitamos con abrazos a todos los presentes y a continuación, la gente realiza gran cantidad de rituales y augurios para el año que comienza.

Durante la cena se sirven platillos muy mexicanos como pierna horneada, bacalao a la Vizcaína, lomo de cerdo adobado, romeritos con mole y caldo de camarón, pozole, ensalada de manzanas, postres y ponche de frutas, entre otros más.


 

 

finformativo_autorCon el placer siempre de compartir las festividades de nuestro México y las aportaciones que nuestra cultura ha dado al mundo, les deseo felices fiestas.

Saludos cordiales,
Patricio Tappan.
patriciotappan@gmail.com

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>