cervezaE-0

CERVEZA E HISTORIA: 5 DATOS QUE TE SORPRENDERAN

La cerveza es una bebida cuyo origen se remonta a más de 9000 a.C. en la antigua Mesopotamia, aunque en diferentes lugares ya existían bebidas en fermentación. 

 

cervezaE-1

 

En la antigüedad los agricultores observaron que la combinación de granos molidos, expuestos al medio ambiente normal fermentaban, debido a la acción de microorganismos en el mismo ambiente, resultando algo muy grato para el paladar, así que agregaron agua a la pasta resultante del fermento; muchos años después se incorporó el lúpulo a la mezcla, para darle sabor y aroma debido a sus conocidas cualidades antisépticas, que otorgan estabilidad a la bebida.

La producción industrial masiva se da a fines del siglo XVIII y en la actualidad, beber cerveza en sus distintos tipos es una costumbre de casi todos los pueblos del mundo.

Su elaboración no depende de un grano determinado sino de los cereales locales (hay cervezas de maíz, cebada, arroz, mijo, avena, etcétera).

 

crevazaE-2

La cerveza, que para muchos también es una bebida de los dioses, es una delicia con historia, aquí algo de ella:

1. Bebida espiritual

Junto al pan, en el antiguo Egipto la cerveza fue considerada el producto con más importancia de este país, procedente de los cereales.

Se utilizaba tanto para dar alegría a los vivos, como para acompañar a los muertos. Y es que también se empleaba como ofrenda que habría de acompañar al fallecido hasta el más allá.

Incluso, se han hallado vasijas con restos de cerveza, ¡a lo largo de todos los periodos dinásticos! (Fuente: “La cerveza y historia”. Universitat Jaume I).

 

 

Beber cerveza:

Protege de la osteoporosis.

Reduce infartos.

Reduce síntomas de menopausia.

Remedio contra el insomnio.

Reduce el riesgo de padecer cataratas.

Relaja los pies.

 

 

2. De usos médicos y estéticos

El padre de la medicina, el mismísimo Hipócrates tiene un tratado titulado Zythogala, que dedicó a la fabricación de la cerveza.

Por otro lado, los griegos le llamaban a esta bebida “oinos christinos” (“christinos”, la misma raíz que Christo: el ungido), la bebida que servía para ungir a las personas afectadas de ciertas dolencias.

Esta cerveza entraba en la composición de ciertos remedios destinados especialmente a tratar a los enfermos de afecciones gástricas e intestinales.

De igual forma Herodoto, el padre de la historia, contaba que las mujeres elegantes de Egipto usaban la espuma de la cerveza, ¡para untársela! Y de esta manera buscar conservar el frescor natural de la piel. (Fuente: Cerveceros de España).

3. Inspiradora para la arquitectura

Los antiguos egipcios construyeron las pirámides bajo su influencia. De acuerdo a investigaciones de Patrick McGovern, arqueólogo de la Universidad de Pennsylvania, a los trabajadores que construyeron las pirámides de Egipto y de Mesopotamia se les pagaba con cerveza.

Las bebidas fermentadas ayudaban a relajarse a quienes las tomaran y a olvidar así las diferentes dificultades de cada día. (Fuente: Penn Museum, Patrick E. McGovern).

 

cervazaE-5

4. Divina intervención religiosa

Hasta el año 1400 los ingredientes principales de la cerveza eran solo cebada malteada, agua y levadura. Se añadían romero y tomillo para evitar que la cerveza se estropeara y para sumarle sabor.

La bebida resultante era turbia y contenía muchas proteínas e hidratos de carbono, lo cual la hacía muy nutritiva, y la consumían tanto los campesinos como la nobleza.

Se cree que fue hasta el siglo XV que se descubrió una nueva versión de cerveza. Cuando los mercaderes de Flandes y Holanda introdujeron el lúpulo en su elaboración, lo cual le daba cierto sabor amargo.

A esta nueva variedad con lúpulo se le denominó “cerveza”, mientras que a la que carecía de esta se le llamó “ale”.

La nueva variante con lúpulo se hizo tan popular que a partir del siglo XVIII todas las cervezas se fabricaron con este componente. (Fuente: Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC)).

5. La llegada a México

Veinte años después de la caída de la antigua Tenochtitlán se fundó en la Nueva España la primera fábrica de cerveza del continente americano.

Posteriormente, en 1542, el emperador Carlos V suscribió una cédula que concedía un permiso para un establecimiento cervecero.

Claro, con la condición de que la Corona recibiera un tercio de las ganancias. Nada tonto. (Fuente: Consejo de Investigación sobre Salud y Cerveza de México, A.C.) cervezaE-3

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>