EXTRANJEROS EN MÉXICO

CONSEJOS PARA COMER EN TIERRA AZTECA

Hoy en día, cada vez hay más extranjeros que visitan nuestro país y buscan deleitarse con nuestra gran gastronomía. Lamentablemente pese a que prueban nuestros platos, comúnmente no logran tener una experiencia muy mexicana, ya que no están informados acerca de las verdaderas preparaciones y maneras de comer los platillos típicos.

Es cierto que dentro de México hay una gran variedad de platillos extraordinarios, que, sin ninguna preparación extra son exquisitos, como son las enchiladas verdes, los chilaquiles, los frijoles charros y los fideos secos. Estos se pueden comer tal cual los preparan en la cocina de un típico restaurante mexicano, con su salsa, crema, queso, cebolla y demás.

extra2Los ingredientes al momento…

Pese a lo anterior, hay otro millón de platillos que deben de prepararse especialmente al gusto de cada quien, para poder hacerlos aún más deliciosos. A cada uno de éstos se les puede agregar distintos ingredientes como limón, sal, cebollita, jitomate o cilantro picado. Así como salsa molcajeteada, salsa verde, roja, de habanero, la de 50 chiles, la que no ‘pica’, o la de aguacate, entre otras.

Estos ingredientes son los que transforman el platillo tradicional en una experiencia personalizada. Ahora, el primer paso es saber combinar cada platillo con los ingredientes que se te ofrecen en el momento. El segundo y más importante es poder, –o al menos intentar–, probarlo de manera completa al incluir todos los sabores que se presentan en un mismo bocado.

Es por ello que les daré unos tips para crear el mejor sabor y la manera más fácil de comer ciertos platillos típicos, para que así, cualquier extranjero que visite nuestra casa pueda lograr comer lo más parecido a como lo hace un mexicano.

La tostada

Se dice que si es la primera vez que saldrás a una cita, no comas tostadas, ya que puedes arrepentirte después de manchar todo tu atuendo. La tostada es uno de los platillos más simples de preparar pero uno de los más complicados de comer. Por su delgada y crujiente base hecha de una tortilla horneada, la tostada, se rompe fácilmente al morderla y caen todos los ingredientes que le agregas encima.

extra1Desafortunadamente no hay manera de evitar que esto pase, sin embrago, hay métodos que se usan frecuentemente para hacer tu comida más placentera. El primero: con un cubierto –ya sea cuchillo o tenedor–, quiebras la tostada por el centro para que se divida en partes antes de que tengas que morderla. Es cierto, sí se caerá una parte de lo que lleva encima, pero todo estará en al plato para comerse después, no sobre tu regazo.

extra3Segundo, si no deseas romper la tostada antes de tiempo y estás comiendo una tostada en el puestito de la esquina parado, lo que se puede hacer es sencillo: con una mano acercas el platillo a tu boca y así te asegurarás de probarlo sin perder tu comida y evitaras que tu ropa parezca un trapo sucio. Diría que este método no es para principiantes, no obstante, cualquiera puede intentarlo, eso sí, recuerda la importancia del plato cerca de la boca para que en cualquier momento que la tostada quiera romperse, no pierdas tu comida y no tengas que pedir otra orden.

Ahora que ya sabes cómo comer la tostada, ¡Lo siguiente es saber cómo prepararla apropiadamente! No es muy difícil, solamente necesitas tener todo al alcance de la mano. Principalmente, a la tortilla horneada o frita se le embarra una buena porción de frijoles refritos, sobre ellos se le agrega pollo desmenuzado y queso rallado. De ahí, cada quien puede agregarle su propio toque utilizando las guarniciones comentadas anteriormente. La manera más rica de comérsela es agregándole todo, ¿y que es todo?, pues, puede ser aguacate, cebolla y jitomate picado, lechuga rallada, crema y para que pique ‘un buen’, ¡Le agregas al final la salsa que más te agrade! ¡Ce est fini! Ya estás listo para comer una tostada deliciosamente mexicana.

 

extra5

extra6El taco

Para un extranjero el taco puede ser una simple tortilla con algún tipo de relleno. Para un mexicano, el taco es más que eso, es el platillo perfecto para desayunar, comer y cenar. Si tratas de imaginarte cuantos tipos de tacos hay en México, nunca acabarías de nombrarlos, ya que la mejor parte del taco es que puede estar relleno de lo que tú deseas. Desde barbacoa, carnitas, huevo, arrachera, guisos, guacamole, chile capeado, hasta arroz y frijoles. A veces, lo más difícil es escoger el relleno, porque siempre hay una variedad muy diversa de guisos para agregarle a una tortilla recién hecha.

Una de las decisiones más importantes al comprar un taco es escoger la tortilla. Si te encuentras en el norte del país, muy probablemente te harán tu taquito con una rica tortilla de harina, aunque si estás a dieta,  puedes pedir tus tacos con tortilla de maíz blanco.

Si viajas al centro y al sur del país, tus tacos pueden ser de tortilla de maíz amarillo, blanco, azul o rojo. No obstante, hay unos tacos que siempre se sirven con tortilla de harina, como lo es el “pirata”: una exquisita combinación de carne al pastor o de trompo con una costra de queso. Ya que hayas escogido el tipo de tortilla que quieres para cada guiso, lo siguiente es prepararlo como buen mexicano. Mi recomendación es: agregarle la salsa que más te agrade primero, encima ponerle cebollita y cilantro picado, para que así cuando le añadas medio limón, el jugo resalté todos los sabores de tu taco. Para que esté listo, solamente le falta un toque de sal y ¡A disfrutar!

Da click y disfruta un taco diferente cada día, ¿cuál se  te antoja más?

Una vez que sabes posicionarte, no es muy difícil comer-se el taco: la clave está en colocar la cabeza en un ángulo de 30 grados hacia la izquierda o derecha, –dependiendo si eres diestro o zurdo–. Con tu mano derecha o izquierda sostienes con el dedo pulgar, índice y medio el centro del taco, mientras que el meñique actúa como cuchara sosteniendo el final del taco hacia arriba. De esta manera disfrutas realmente un taco a la mexicana sin salpicar o batirte todo.

Estos tips te pueden servir para preparar los demás platillos de la “dieta T” de los mexicanos: tacos, tostadas, tamales, tlayudas, tlacoyos y tortas. Así como las quesadillas, huaraches, sopes, gorditas, molletes y una infinidad de comida mexicana típica. A pesar de que puedes hacer todo lo anterior, es también válido que utilices estos tips a tu gusto para que así, en cada bocado sientas las diferentes combinaciones de sabores que ofrecen las guarniciones puestas para cada uno de estos platillos.

¡Manos a la obra, es hora de disfrutar!

María Fernanda Ruiz Carrera Universidad Anáhuac

Licenciatura en Gastronomía

 

 


 

Por María Ruiz

LOS SABORES DE ESTOCOLMO Y RIGA

Para esta edición mis queridos malandros, nos dimos una vuelta por el viejo continente para visitar la región del Báltico, al norte de Europa y como es obligado –y no tanto–, probamos algunos platillos característicos de la zona.

Como reseña, el área del Báltico es rica en muchas variedades de pescados y algunos frutos y verduras, que logran soportar las bajas temperaturas –que pueden llegar a los -10 °C  en invierno–. En estos países, encontramos variedades de patatas, nabos y frutos rojos, que son lo que más abunda, por ello se incluyen en diversos patillos que se sirven calientes y fríos, dependiendo de la nación o la época en que nos encontremos.

Cabe señalar, que la entrada de migrantes provenientes de Europa del Este, así como de países del Medio Oriente, África y Asia, han provocado una fusión o apertura cultural, que nos permite disfrutar de una gran variedad de platos e insumos en esta zona, por lo que con esto, nos damos una idea  del origen de la comida fusión que se presenta ante nuestros ojos.

 

La capital del sabor

sabor1

Visitamos la Ciudad de Estocolmo, en Suecia, que es un país que no está dentro del marco económico europeo, porque maneja su propia moneda que es la corona sueca. Lo tradicional en este país es comer el salmón (lax) en todas sus presentaciones; regularmente se acompaña con Eneldo y papas cocidas enteras o en puré, acompañado de verduras como zanahoria ejotes y brócoli.

 

 

 

 
Otro pescado muy rico y de sabor fuerte, es el arenque (sill), que se puede comer a la mostaza o marinado con vinagre –a la pimenta o al ajo–, acompañado con pan negro de centeno y un aderezo de crema agria con cebollín y cebolla; regularmente se sirve frío y también se acompaña de patatas y/o huevo cocido; tanto el lax como el sill, son muy tradicionales en época de pascua.

Por otro lado, en la región hay otro pescado que es común: el strömming, una variedad de arenque más pequeño. Éste se deja fermentar en barriles durante un par de meses y se vende enlatado listo para servir; al igual que su pariente, es de sabor muy fuerte, pero es más frecuente servirlo en una tostada de pan delgado con mantequilla y cebolla, llamada tunnbröd; suele acompañarse con patatas y cubrirse con crema para aligerar el sabor.

 

sabor2Otras carnes

Si nuestro paladar no gusta de los sabores fuertes o intensos, también podemos encontrar carnes como reno, res y ternera, que se consiguen en el supermercado a un precio moderado, debido a que el país no se dedica a la ganadería vacuna o porcina, dadas las características de la región.

Entre los platillos que se estilan están las albóndigas suecas (Kötbullar); se hacen de carne asada, con aceite, cebolla, sal, pimienta y pan. Para  acompañarlas, se usa una salsa dulce de arándanos rojos (lyngon), misma que tiene un sabor ácido y que es muy común en el territorio.

También se puede disfrutar de embutidos de reno o venado, los cuales se pueden preparar al gusto de cada uno; estos platillos son sencillos de hacer y los ingredientes se consiguen en los stands de supermercados, en diversas presentaciones.

 

 

 

sabor3

 

sabor4sabor5

 

sabor8Tierras letonas

Otro de los destinos que visitamos fue Riga, la capital de Letonia, una ciudad a la  cual se puede llegar en avión o en barco; esta vez elegimos el segundo, donde tuvimos la oportunidad de disfrutar un amplio buffet de comida internacional, con predominante influencia sueca y letona

Nuestro propósito de visita fue conocer el mercado Central (Rigas Centrãltirgus), un recinto instalado en cuatro hangares de la Segunda Guerra Mundial y en cuyo interior, se ubican miles de locales que ofertan productos alimenticios.

Según los lugareños, este mercado es considerado como el más grande de Europa y debe serlo, dado que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí, el visitante podrá encontrar todo tipo de productos, principalmente verduras, pescados, embutidos, granos y  una variedad quesos.

 

 

 

 

sabor6

Tipo de cocina

La cocina que se estila en Riga deriva de la gastronomía Rusa, ya que hace tiempo Letonia era una de las regiones que se separaron de la entonces Unión Soviética.

Dada la carencia que se vivió a partir de la Primera y Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, así como la separación del régimen soviético, se estila comer  con  elementos básicos, pero no por eso los platos son menos creativos. Aquí son tradicionales el pescado, los granos, patatas, vísceras (hígado, riñón, etcétera) preparadas ya sea como sopa o asadas con salsa; acompañadas con guarniciones de coliflor y cebolla, que regularmente se sirven calientes.

Así pues, mis estimados malandros, les dejo una pequeña reseña de estos dos países, como una diminuta muestra de la  rica variedad que se tiene en todas las gastronomías del mundo.

Chef Malandro

Mtro. Erick Zuñiga

chef.malandro@gmail.com


Por Chef Erick Zuñiga

Para espacios creativos MESAS ADECUADAS

Las formas y sus secretos

Cuando buscamos dónde compartir nuestros alimentos con las personas que más apreciamos, queremos más allá que un restaurante, pues lo que en realidad deseamos son espacios de confort, tanto para degustar como para relacionarnos o llegar a una charla amena y satisfactoria; para eso requerimos –entre otras cosas– de “una buena mesa”.

Podríamos pensar que entramos a algún restaurante sólo por comer,  pero no es así, las mesas también tienen un lenguaje que nos dice cómo relacionarnos con los demás, esto desde el punto de vista de la psicología de la percepción; su forma nos puede ayudar a enfocar el fin de degustar y compartir los alimentos.


Redondas chicas

Tienen una particularidad: son muy íntimas, pues sólo dos o tres personas pueden compartir tanto los alimentos, como el café o  té  y mucho más, en medio de una conversación grata y amena. En este tipo de mesas se pueden cerrar tratos de manera emocional, despejar dudas y aclarar lo más finos sentimientos.

mesa4


Cuadradas

Son mesas formales que nos delimitan para negociar, hacer grandes tratos y cerrar buenos convenios, en los cuales dos o más personas pueden tener un punto de vista, desde su línea compartida que es la mesa.

mesa5


Rectangulares

Mesas que se utilizan en ocasiones de festividades y celebraciones, en las cuales no siempre a los festejados se les deja en la cabecera, sino a lo largo. Son ideales en recepciones y fiestas donde al celebrado se le pone un festín.

 mesa3

Redondas y cuadradas altas

Son acompañadas de bancos o sillas altas, con el objetivo de crear un ambiente de diversión y espacios amplios. Son sólo para bebidas y bocadillos, por lo regular se encuentran en sitios para bailar o tomar la copa con los cuates; así como ligar o pretender a alguien por medio del ambiente de la diversión; esto no significa que no cumpla con su función básica, que es brindar el estado de confort al usuario.

MESA6


Redondas

Este tipo de mesas son muy familiares y joviales; como no tiene cabecera y todos están a una misma distancia del centro de la mesa para compartir, no se delimita, no hay líneas rectas y mucho más, no tiene filos ni esquinas que determinen espacios. Por lo regular existe un centro de mesa compartido que va desde flores, velas y algunos otros objetos de decoración; esto con el fin de hacer más grato el momento.

Es muy recomendable que cuando estas mesas son muy grandes, se implemente el disco giratorio en la parte central de la mesa, llamado leisy susan.

mesa2


Cuadradas chicas

Generalmente son para el gusto de los amigos o amigas, pares de camaradas o familiares cercanos; en estas mesas se arreglaran asuntos ligados con aspectos sociales y/o colectivos.

mesa7


 Tipo elípticas

Aquí es donde por lo regular, la gente a reunir es de empresas, para cerrar algún curso o retomar algún tema de tipo profesional y siempre son utilizadas como mesas de juntas, pero para degustar las usan líderes y gente emprendedora.

mesa8


Doble bala o de dos puntos

Las mesas de doble bala o de dos puntos, son rectangulares y en sus cabeceras tienen una media luna, la cual nos permite naturalemente, delimitar en una área de cabecera a la persona que queremos distinguir de las demás.

Este tipo de mesas se utiliza mucho para celebraciones de cumpleaños, eventos o festividades  importantes.

 

Rectangulares empotradas a un muro

Están pensadas para los momentos estrictamente familiares, como el desayuno de un buffet o en restaurantes totalmente familiares, donde el extremo de la mesa que se puede utilizar, lo dejan para las periqueras o el acceso a los carritos de postres y otros.

mesa1

 

Podríamos hablar de tantas particularidades de las mesas, pero creo que como diseñador de muebles, estas son las más representativas de los restaurantes y otros negocios; espero que les haya sido útil, pero como siempre lo he dicho: el ambiente depende de nosotros, así que ¡A disfrutar de las mesas y buen provecho!

Manuel Aguilar  |  Lic. En diseño de muebles

 

 

 


 

Por Manuel Aguilar

¿Lic. en Gastronomía o Chef?

¿ESTUDIAR LICENCIATURA EN GASTRONOMÍA O ESTUDIAR PARA CHEF?

Hoy en día, muchas personas quieren convertirse en los más grandes chefs debido a un sinnúmero de factores como: alcanzar un reconocimiento nacional e internacional, preparar platillos típicos y tradicionales de diversas corrientes, ser grandes cocineros de productos, etc., lo cual ha llevado a la aparición –con aceleración desmedida–, de escuelas que tienen un perfil con este sentido.

Muchas de ellas, han nombrado a estos estudios, “Gastronomía”, “Artes Culinarias”, “Cocina Internacional”, entre otras denominaciones, pero no dejan de ser escuelas de cocina y organización de alimentos, de esos planteles, la gran mayoría busca preparar a las personas en la profesión de chef e inclusive algunos se atreven a promocionar que se puede tener un título profesional (¿Avalado por quién y a qué nivel?) en menos del tiempo establecido por los grandes expertos, por lo que no es una profesión como tal, o al menos no reconocida académicamente como tal.

El verdadero chef se hace en la práctica y con muchos años en sus espaldas, también es cierto que muchos consideran que el simple hecho de haber pasado por la escuela ya los hace ser chefs, y que pueden llamarse como tal.

La gastronomía es más que comida

A la gastronomía por lo general –malamente–,  se le asocia exclusivamente con la elaboración de la comida, pero en realidad, es mucho más que eso, ya que para iniciarse dentro de su ámbito, se requiere de conocimientos sobre los aspectos históricos y culturales de los ingredientes y de las regiones en dónde se producen o consumen dichos insumos; conocer la estructura de la sociedad y los motivos que la han llevado al consumo y aprovechamiento de dichos productos.

Posterior a ello, se deben conocer los orígenes del manejo de los ingredientes: cómo se cultivan, cosechan, recolectan y se procesan para el consumo de las personas. Para ello es necesario aprender las diferentes técnicas de cocción, y aquí podemos hablar desde cómo surge cada una de éstas, sus métodos y cómo se utilizan los diferentes recursos. También es imprescindible instruirse en los equipamientos necesarios para manejar los diversos alimentos. Una vez que se conoce todo ello, se puede iniciar en el trabajo de una cocina, para entender las diferentes reacciones que se producen en los alimentos.

Un licenciado en Gastronomía

Por otro lado, un Licenciado en Gastronomía busca al igual que un chef, diseñar y crear un nuevo platillo o un producto innovador, pero además éste realiza los costeos de cada uno de ellos para poder saber en cuánto lo puede vender. De igual manera se preocupa por el diseño del empaque del nuevo producto, para llevarlo de manera más sencilla al consumidor final.

pasion2

Adicionalmente, el Licenciado en Gastronomía tiene un alto conocimiento en el tema de la elaboración de bebidas y vinos; está cierto de la importancia que tiene hoy en día el saber maridar los alimentos con los platillos, haciendo que la experiencia del consumidor sea mucho más placentera. Para ello requiere de un estudio profundo sobre las cualidades que deben de tener los diferentes vinos, cuáles son las condiciones adecuadas de almacenamiento y cuál es el mejor aprovechamiento del mismo a la hora de su consumo.

En el mundo, ayer y hoy

En el pasado, numerosos Chefs se forjaban en el campo laboral o en la industria, sin una verdadera formación académica, sino más bien técnica. Inclusive hoy en día en Europa, aún no existen estudios para la Gastronomía como tal, así como los conocemos en el continente americano.

En aquél continente siguen siendo técnicos –en la mayoría de las escuelas–, y cumplen con un sinnúmero de horas en prácticas, ya que están acostumbrados a formarse en el campo laboral. En la mayoría de las escuelas europeas, la práctica equivale a más del 50 por ciento de los créditos educativos, lo cual hace que los estudiantes se encuentren mucho más en el campo de acción, que en las aulas: conocen las bases teórico-prácticas.

pasion3

Para muchos de los chefs antiguos, lo más importante era que los platillos se vieran suculentos y supieran exquisito. El Licenciado en Gastronomía como tal, tiene una formación mucho más completa que un “Chef”, éste busca que ese platillo que luce increíble y sabe exquisito, esté químicamente balanceado, sea nutritivo –cumpla con todos los aspectos que se requieren en este tema–, y sea trabajado bajo los estándares de higiene más estrictos. Además, siempre tendrá por objetivo generar una diferencia con productos innovadores, que cumplan con las exigencias más diversificadas de cada uno de los comensales.

Muchas personas y empresas aún no han entendido la gran diferencia que existe entre ambas profesiones, siguen creyendo que quien estudia algo relacionado con Gastronomía va a trabajar de chef, cuando la profesión es mucho más que ser chef. Un Licenciado en Gastronomía es una persona cualificada en diferentes aspectos, entre ellos, los administrativos, las ciencias, técnicas culinarias, prácticas profesionales en diferentes campos; diseño de nuevos productos, entre muchos otros y que pueden perfectamente trabajar en posiciones en dónde se requiera los conocimientos de éste, de esta manera se destaca su formación científica (a diferencia del chef en el que se destaca su formación práctica). El campo de acción es muy amplio, falta que las empresas rompan con ese paradigma que “cualquiera que estudia algo relacionado con la Gastronomía automáticamente es un chef”. Esto es falso.

pasion5Diversidad de materias, más áreas de oportunidad

Los empresarios deben entender que hoy en día, los estudios han cambiado radicalmente sus planteamientos y sus horizontes son diferentes a los que existían en el pasado. Así, en las grandes universidades, los empresa-rios del ramo de la gastronomía, forman parte de su consejo edu-cativo, dentro de la Licenciatura en Gastronomía y apoyan a la academia con sus conocimientos cotidianos sobre el desempeño de sus negocios y personal.

De esta manera, refuerzan los planes y programas de estudio, para permitir que el alumno visualice las grandes áreas de oportunidad que tendrá con su formación como profesional. Por esto, las universidades ajustan sus planes de estudio cada determinado tiempo, para estar a la par  con los cambios incesantes del medio gastronómico.

También resulta fundamental resaltar, al nivel de la Gastronomía, la relación entre las empresas y las universidades, para desarrollar proyectos en conjunto para el beneficio de ambas partes. Las empresas quieren y requieren cada día más personas jóvenes y con gran experiencia, pero si no se les da la oportunidad a los pasantes de entrenarse o de realizar prácticas profesionales serias, nunca se va a dar la relación que se requiere. Las universidades tienen un compromiso con la sociedad y por ende con las empresas: formar jóvenes íntegros, con un gran conocimiento teórico-práctico y con una actitud que los pueda potencializar dentro del campo laboral, para ser cada día mejores.

Los jóvenes, fuerza y ejercicio culinario

Es muy marcada la diferencia que existe entre los países y el apoyo que le dan a sus jóvenes. Aquí en nuestro país, muchas empresas aún “no confían” en las universidades y sus nuevas generaciones. Es muy complicado que les ‘abran las puertas’ para poder demostrar el potencial que tienen. Aquellas empresas que ya lo han hecho, se han dado cuenta de que tienen un gran potencial en estos jóvenes y que si los trabajan bien, son una gran ‘mina de oro’ en el futuro cercano de las compañías.

Para concluir, quiero comentar que gracias a los estudios que han realizado los Licenciados en Gastronomía, éstos tienen una gran ventaja sobre aquellos que únicamente se han hecho durante la práctica profesional. Gracias a esta formación, ya sea en una cocina, en el departamento de desarrollo de productos o  incluso en un área de investigación antropológica, un Licenciado en Gastronomía siempre tendrá una visión más compleja de lo que representa en sí la gastronomía. En estricta teoría un Licenciado en Gastronomía tiene las herramientas para explicar, comprender y manipular los alimentos desde todos sus aspectos científicos y prácticos.

Las empresas deberían –dentro de lo posible–, confiar más en los alumnos de las universidades, en especial de aquellas que toman con seriedad la formación y el desarrollo de las prácticas profesionales. Las empresas tienen en los jóvenes estudiantes futuros profesionistas ¡No los desaprovechen!

Por Chef Alexander Scherer

Pasión por la cocina, ¿El talento es esencial?

Pasión es eso que nos motiva a hacer algo, es la clave para tener éxito en lo que sea y para lo que nos queramos dedicar. La pasión es eso que nos hace tener perseverancia para los objetivos que buscamos lograr. Soy Rebeca Lagos, estudiante de gastronomía en la Universidad Anáhuac México Norte, en cuarto semestre. Quiero hablar de la pasión en nuestra profesión porque creo que es la base para alcanzar el éxito que deseamos.

Durante toda mi vida, he escuchado a personas decirme que lo más importante para ser exitoso es tener talento en lo que queremos hacer. Estoy segura de que el talento es realmente importante pero ¿Qué es lo que nos hace arriesgarnos, seguir adelante y levantarnos después de las caídas, hacer lo que sea necesario para lograr nuestro objetivo?

Es la pasión, no el talento. El éxito para lograr cualquier cosa que queramos en la vida, viene de nuestra fuerza interior para lograrlo: la pasión nos provee de fuerza. Cuando encontramos algo que nos hace tan felices, que haríamos gustosamente sin recibir dinero por ello. Creo que muchas veces la mayoría de nosotros estamos enfocados en llegar a la cima de la montaña, en ser los mejores. Tenemos que recordar que la felicidad es un trayecto… no un destino, y lo que nos hace tener las fuerzas para cruzar este trayecto y disfrutarlo, es la pasión por lo que hacemos.

Estudiar gastronomía

Lo que a mí más me enamora de la carrera de gastronomía, es llevar a cabo mi vocación de servicio, entregar algo de mí a los demás. Es una forma, muy compleja, en la que podemos “llegar” a la gente por todos los sentidos e inclusive cambiar su ánimo. La comida es una necesidad básica para el ser humano, pero cuando podemos transformar un sencillo alimento y convertirlo en un platillo innovador y en una experiencia irrepetible para alguien —usando nuestra creatividad—, es donde nace el arte de la cocina.

La razón por la cual creo que la pasión por esta carrera es base para llegar al éxito, no es solamente porque nos da fuerzas para seguir adelante (ya que a veces es muy duro), sino porque creo que hacemos esto con el fin de servir a alguien y la energía que nosotros ponemos al preparar un platillo, desde montarlo hasta como se lo ofrecemos al cliente; es una energía transmitida de nosotros hacia quien lo recibe y al final de cuentas, nuestra meta siempre es dejar al cliente con una sonrisa de satisfacción.

El estudiante en el campo laboral

Creo que hoy en día y cada vez más, la industria de la hospitalidad se está desarrollando de manera continua. Esto puede ser un beneficio muy grande para todos los que queremos trabajar en este tipo de negocios, pero a la vez exige mucho más de nuestra disciplina y dedicación.

La gente busca cada vez más hacer sus actividades cotidianas (juntas de negocios, comidas familiares, celebraciones, etc.) en lugares que giran en torno a alimentos y bebidas. Cuando tiene tiempo libre y va a relajarse, es cuando nosotros tenemos que estar listos para servirles. Estas son algunas de las razones por las que creo que necesitamos de mucho ímpetu y amor al dedicarnos a esto, ya que al final del día implica mucho sacrificio de nuestra parte en cuanto a que, por ejemplo, nuestros horarios están invertidos con el de nuestros seres queridos (vacaciones, fines de semana, horas de las comidas). Creo que no cualquier persona aguantaría todo lo que implica, a menos que su amor por la cocina sea demasiado grande.

pasion6

Una misión…

Estoy totalmente segura de que todos estos sacrificios valen la pena, ya que todo lo que hacemos es desde el amor, nuestra misión es complacer a la gente, convertir una de sus necesidades básicas en algo que les pueda cambiar el día. Simplemente, el combinar los diferentes sabores, olores, colores y texturas que nos provee nuestra madre tierra y usarlos de diversas maneras con distintos procesos, para convertirlo en un producto final que viene de nuestra creatividad, no tiene precio alguno.

Este modo de vida no es solamente dedicarse a la cocina, es más bien dedicarse a la gente, saber darles un buen servicio y poner de nuestros conocimientos y buenas vibras, para alegrarles el día. Es de aquí de donde viene toda mi pasión por esto y también la de otros chefs.

Hay muchas personas que tienden a tener mucha dificultad en convertir su pasión en una profesión, ya sea por seguir patrones que se les han impuesto, por diferentes tipos de miedo, por estigmas impuestos por la sociedad, u otra serie de factores. Creo que cuando eres feliz y te dedicas a lo que realmente te apasiona, las problemáticas se van resolviendo. Inclusive si no somos tan buenos en algo, pero aun así, tenemos pasión por lo que hacemos, el talento se va desarrollando por la energía que nos causa esta pasión. Al final todo concluye –según mi punto de vista–, en que la pasión es el principio y el fin de todo, encontrar cuál es la fuente de ella está en nosotros.

¿Y tú, tienes pasión por lo que estudias? ¿Estás dispuesto a invertir el tiempo necesario para ser ‘alguien’? ¿Sacrificar momentos de tu vida para llegar lejos? México necesita personas jóvenes comprometidos y con mucha pasión.

*Rebeca Lagos (alumna de 4° Semestre de la Licenciatura en Gastronomía).

Por Rebeca Lagos

Sueños de Azúcar y Pastel

Chris Aranda es un  experto en su especialidad: sugar art & cake design– diseño de pasteles y arte en azúcar–, mucha gente dice que sus creaciones son demasiado hermosas para comerse, pero si no lo hicieran perderían una oportunidad única, pues este joven artista crea pasteles exclusivos, tan hermosos por fuera como deliciosos por dentro, hechos con ingredientes de alta calidad y técnicas de alta decoración.

En febrero de este año, Chris ganó el primer  lugar en la categoría “Professional Wedding Tiered Cakes” y fue nombrado “The best of division professional” en un importante show de arte en azúcar en Austin, Texas, Estados Unidos; es un mexicano conocido por su amor y dedicación. Cuando no se encuentra creando o diseñando hermosos pasteles para sus clientes, capacita a sus alumnos, pues también imparte clases en toda la República Mexicana y en diferentes países como Costa Rica, Chile, Estados Unidos, Paris y recientemente Australia.

AZUCAR_1Una vocación desde la infancia

Claramente este joven emprendedor, siempre está en busca de más, pero fue muy agradable encontrar un tiempo para platicar con él sobre su trabajo, influencias, inspiración y mucho más.

Sobre el nacimiento de su vocación como cake designer, explica: “es una historia divertida. Desde muy pequeño siempre tuve una inclinación al arte, estudié música, actuación y artes plásticas, pero el primer pastel que horneé fue a los cinco años, con un horno para niños que mis papás me dieron de regalo; nunca imaginé que este regalo sería suficiente para sembrar en mí, esta pasión por los pasteles y llevarme a ser quien soy ahora”.

“¿Que hice para lograr mis metas? ¡Querer es poder! Como siempre le digo a mis alumnas, “la práctica hace al maestro”. Yo empecé en casa probando recetas de revistas, de la tele o que yo mismo creaba. Poco a poco he tenido la bendición de capacitarme con algunos de los mejores cake artists en el mundo, como Kaysie Lackey, Karen Portaleo, Mike McCarrey, James Roselle, Veruska Walker, entre muchos otros. Pero realmente tus mejores maestros son “práctica y dedicación, pero sobre todo el amor a tu trabajo.”

AZUCAR_2

AZUCAR_5Inspiración y satisfacción

“Primero, mi ejemplo a seguir… mi papá, pues siempre nos ha inculcado –a mis hermanos y a mí–, el amor por lo que hacemos, a no darnos por vencidos y a siempre buscar la forma de crecer. Mi segunda inspiración es Ron Ben Israel, ¡Es the master of cakes! Amo su trabajo y sus diseños, siempre ha sido una gran inspiración para mí”.

Sobre las satisfacciones, “cuando entrego un pastel, ver la reacción de mis clientes me provoca mucha emoción, pues siempre pasa de todo al ver su pastel algunos lloran, gritan, dan saltos de emoción, o corren y me dan un abrazo.  ¡Es una emoción inigualable! Además, la emoción de ver a mis alumnas impactadas por lo que han hecho en mis cursos, es muy gratificante y me da fuerzas para seguir adelante.”

AZUCAR_4Colaboraciones y presentaciones

“He tenido la bendición de colaborar con grandes e impor-tantes firmas de productos internacionales, como MaBaker & Chef, Dawn Foods, entre muchos otros. En la actualidad trabajo constantemente con Satin Ice, en mi opinión la mejor línea de Fondant, la pasta de azúcar con la que trabajo dando clases, demostraciones y en mis pasteles.”

Sobre las próximas actividades, “tengo muchas clases programadas para la República Mexicana, aunque me siento muy emocionado pues el próximo periodo que comprende del 18 al 20 de septiembre, participaré en un gran e importante show que se celebrará en Orlando, Florida, al cual  aprovecho para invitar a todos los amantes y aficionados del arte en azúcar, es “The America’s Cake & Sugarcraft Fair by Satin Ice, un evento lleno de dinámicas, clases, presentaciones y más. Impartiré demostraciones, los espero.”

Emprender un negocio de pastelería

Para todos aquellos que deseen hacer un negocio de pastelería, Chris Aranda recomienda: “primero que nada, haz lo que amas y ama lo que haces. Cuando las cosas se hacen con amor, todo sale bien; segundo, la práctica hace al maestro, practiquen mucho y siempre estén abiertos a conocer y aprender de los demás, siempre hay algo nuevo que descubrir.

Chris Aranda/ Cake designer

Facebook.com/ChrisArandaCakeDesigner

www.chrisaranda.com.mx

contacto@chrisaranda.com.mx


Por Melton Ávila/Redacción

GASTRONOMÍA AYER Y HOY EN CADA UNO DE NOSOTROS

¿Qué pasa cuando escuchas la palabra gastronomía? ¿A qué se refiere?, ¿Cuál es la primera imagen que se viene a la cabeza de la mayoría de las personas?

Invadidos por polución informativa respecto a la gastronomía, la individualidad sigue avanzando por la actividad abusiva de los negocios de cocina, que desde hace mucho tiempo dejaron de pensar en los fundamentos y la ejecución correcta de la misma.

Hoy en día, muchos nos dedicamos al respeto por el ingrediente, la búsqueda constante de la autenticidad y el fomento de la cocina correcta para seguir adelante en esta dura labor de no solo observar, sino ejecutar, pero por otro lado, la industria avanza a carcajadas y forma nuevas generaciones mal educadas al respecto, que buscan una fama monumental que en realidad no existe.

Falta de humildad

La industria de la docencia culinaria apantalla, promete, busca el brillo en los ojos de los alumnos, al presentarles pseudo personalidades del medio culinario que por una alta suma de dinero les pueden enseñar cómo hacer una preparación en específico, mientras que en esa lección lo que menos sucede es la retención de los métodos o técnicas aplicadas, sino que se busca simplemente el obtener una fotografía con el personaje a cargo y de inmediato subirla a Facebook para poder decir “ya soy parte de ellos”.

Esto a su vez genera una falta de humildad –necesaria para ser un cocinero formal y enfocado–, y los hace flotar en esa pequeña nube de falsas esperanzas: muchos alumnos creen poseer el talento que como muchas veces he recalcado, no está a la venta.

Terminan frustrados una vez que el contrato con una institución es terminado y aunado a eso, son obligados y sometidos a mal trato y horas labor sin remuneración, para cumplir con los requisitos de graduación. El resultado son personas cobardes carentes de humildad: cobardes por el temor a la fuerte ejecución dentro de la disciplina que exige una cocina real; y carentes de humildad, porque así fueron enseñados. Se dicen “chef” cuando la palabra significa jefe y de lo que más carecen es de la capacidad de controlar las brigadas de trabajo, manejo de personal.

Esperanza y transformación

Afortunadamente existen pequeñísimos destellos de talento entre tanta población gastronómica, gente que a pesar de encontrarse insertados en un medio contaminado de personalidades falsas y manipuladas, logran aprovechar lo correcto de las lecciones, la mentalidad de algunas personas que ‘nadan contra la corriente’ y tarde o temprano terminan formándose como sencillos y humildes ejecutores gastronómicos, que se encuentran listos para comenzar desde abajo, desde el principio, desde el cochambre, desde la realidad.

Los tiempos cambiaron desde hace una década y todo esto se venía ‘observando’, ‘controlando’; de alguna manera la industria alimenticia se mantenía robusta y real. Las cocinas eran centros formales de desarrollo y la vaga idea de los estudios culinarios, era parte de doctrinas demasiado modernas pero no estaban descalificadas.

Los grandes nombres de los restaurantes ubicados dentro de la infraestructura de los hoteles eran predominantes, fuertes y bien reco–nocidos, mientras parte de las guías de calificación daban honor a quien honor merecía.

perspec2

Con el tiempo esto cambió y la industria alimenticia se dio cuenta que la gastronomía bien elaborada y la mentalidad correcta de los cocineros en jefe, resultaban muy “caros”; por eso menospreciaron y generaron esa nueva ideología de reducción de gastos por recorte de personal.

Con el paso del tiempo, los regidores gastronómicos murieron, se enfermaron, se deterioraron por la ardua labor y se empezaron a conseguir sustitutos de mediana experiencia, que a pesar de tener que lidiar con los cambios de la nueva tendencia de alimentos del food service, se desarrollaron aún como profesionales en el medio gastronómico.

 

perspect4

 

Transición

Más adelante, mientras la evolución de la mercadotecnia aplicada al consumismo culinario avanzaba a pasos agigantados, las empresas y corporativos reaccionaron a su favor, sacrificando la parte importante de los negocios, el corazón de los hoteles: la cocina.

Los sueldos cambiaron de manera rotunda, se redujeron las brigadas, los auténticos cocineros buscaron alternativas de negocios propios y evolucionaron de manera individual; la mediocridad de muchos cocineros los hizo sentir temor y se afianzaron a sus posiciones para permanecer por el resto de sus días en el mismo lugar.

Después de todo lo anterior, muchas personas que no vivieron todo lo mencionado se atreven a decir que quienes pensamos diferente, estamos en lo incorrecto, que nuestra mentalidad es negativa cuando en realidad nos encontramos en pro de la labor correcta.

Los cocineros en jefe bien entrenados de la época real de la gastronomía, tenían cualidades administrativas y operativas de muy alto nivel, eran administradores potenciales manejando millones de pesos, gerentes de alimentos y bebidas comprometidos con la labor y sometidos a grandes retos de resultados permanentes, con una visión más que avanzada para poder trabajar dentro de sistemas de organización muy específica, que brindaban no sólo un sueldo competente, sino oportunidades de desarrollo, aperturas, éxito basado en confianza y acredi-taciones bien merecidas por su trabajo comprometido con las firmas potenciales del rubro.

El día de hoy

Actualmente, el “chef” con ese nombre tan prostituido, es abusado, explotado, mal pagado y sobre todo sentenciado a su despedida, generalmente a los tres o seis meses de haber iniciado su labor en lugares donde esa es la estrategia; también en empresas donde su capacidad es insuficiente para progresar.

Por eso recalco tanto las palabras, los hechos y la realidad; porque actualmente las falsas empresas de docencia culinaria solamente generan sueños de primer mundo para jóvenes de tercer mundo, que generalmente están acostumbrados al confort y les parece humillante tener que servir y trabajar como mozos para poder iniciar su labor gastronómica profesional.

Muchos piensan que estudiando gastronomía no tienes por qué ser un lava platos o un mozo de cocina, pero se encuentran un tanto mal informado: ¿Cómo quieres regir y mandar en una cocina real, si no conoces la ejecución de cada uno de los puestos?; es más fácil hacerse a la idea de ser un ser superior –de esos que montan sus platillos con una pinzas de cirujano–, cuando la verdadera labor ni siquiera permite en muchos lugares poder hacerte el ‘chulo’, con los montajes que tan bonitos se ven y poco venden en una sociedad que al mismo tiempo no tiene cultura censista.

Por eso mismo muchos ahora recurren al esnobismo retro de la cocina mexicana tradicional, las cocinas de humo, los comales, el barro, el maíz, mientras la postura es de súper exponente gastronómico al que “humildemente” se le ocurrió utilizar quelites y nopal en deconstrucciones de platillos tradicionales, falsa identidad.

Seamos reales, honestos, congruentes y trabajadores.

Como la industria se inclinó cual borregos a seguir la cocina “molecular” y al mismo tiempo –como buenos tercermundistas–, alabamos a esos dioses de la gastronomía que lograron hacer del chícharo una esfera (vaya contradicción cuando la naturaleza lo hizo antes que nosotros); los mexicanos buscaron el sueño no esta vez americano, sino español, para generar nuevamente ese gran complejo de inferioridad y hacer que unos cuantos se sintieran superdotados por cocinar como el mismísimo Ferrán.

¿Por qué no simplemente ser naturales y auténticos?, aceptar que la gastronomía es universal y que en efecto las tendencias son una guía pero no ley.

La gastronomía no debe ser inducida, forzada, aplicada a quien no tiene talento; debe de fluir por sus cualida-des artísticas, debe de ser respetada desde el uniforme hasta las preparaciones, bien fundamentada y expuesta al máximo por los que realmente conocen.

Son tiempos modernos donde un frente de cocineros nos encontramos de alguna manera en resistencia a la contaminación informativa, al engaño, a la manipulación y aunque no lo crean, cocinamos por pasión y respeto al origen, olfateamos la realidad que con mucho esfuerzo protegemos y buscamos lugares para trabajar donde nuestra gastronomía es respetada y soportada por la estructura de trabajo correcta.

Ya no es sencillo trabajar de verdad, sin tener que ser manipulados; buscamos nuestro progreso en establecimientos propios donde podemos ejercer sin buscar aceptación, la comida se encarga de convencer y generar valores, somos de aquella escuela de gente preocupada y noble, no presumidos y altaneros ego centristas.

Nuestro entorno gastronómico cambió, se transformó, existen líneas correctas y concretas de la cocina, pero solo los más preparados tienen la oportunidad de crecer y tener éxito en el difícil ambiente al que nos dedicamos.

Somos territoriales por cambios agresivos; no esperábamos tener que lidiar con manipulación abusiva y mercadotecnia –por eso nos defendemos–; pero a la vez, tenemos la capacidad de detectar a aquellos talentos naturales que sirven para transmitir conocimiento y generar lealtad.

 

perspect3

 

El verdadero Chef

Hoy en día, el “chef” por simple adjudicación del puesto, es aquel perfecto dominante ego centrista, con cualidades para manipular grandes masas de alumnos y explotarlos a la conveniencia del negocio; el “chef” es aquel afianzado a la televisión, mientras se mofa de la desgracia de los demás –cuando no se encuentra ante las cámaras–. El “chef” es aquel que obtiene un título comprado, cuando no tiene idea alguna de la fórmula de cálculo de costo porcentual, pues la salsa holandesa y el arroz siguen siendo sus máximos temores.

El “chef” es aquel que por impotencia grita, azota, se enoja, maltrata y se hace víctima y tirano a la vez, diciendo que los demás no saben comer o no entienden su trabajo. Es aquel ser humano ego centrista, que se cuelga nombramientos –que él mismo sabe que no merece–, con tal de pertenecer a un gremio o grupo de semejantes.

Por otro lado, el verdadero chef es quien se desempeña como jefe de una brigada de cocineros formales y su trabajo lo acredita como tal. No se puede ser chef sin ejecutar la labor de jefe, que la misma palabra significa.

El cocinero profesional entrena a los suyos, se mantiene humilde pero con guardia firme defendiendo su ideología y el pensar de los cocineros, se compromete y trabaja físicamente en los procesos, transmite, fomenta, aprende y sobre todo busca la realiza-ción a través de equipos de trabajo bien concentrados y listos para las oportunidades que puedan surgir, para así representarse y representar a los que siguen su talento.

Que tengan una excelente vida culinaria y les deseo mucho éxito derivado de la correcta mentalidad.

 

 

 

 

 

Por Chef Rubén Romero

EL HÉROE DE LA PARRILLA

Ensaladas y verduras al asador

 

Uno de los mayores mitos del asado, es que muchos creen que cocer verduras a la parrilla es imposible y ¡Oh craso error!, una de las mayores ventajas que podemos tener los héroes de la parrilla es preparar guarniciones únicas y originales con verdura y fruta.

Siempre he dicho que la mejor comida se cocina en un asador, pero al pensar en ello, lo primero que nos viene a la mente son los grandes cortes y sólo se nos ocurre acompañarlos con nopales asados, cebollitas de cambray y/o chiles rellenos; pero esto no tiene que ser así, hay mucho más que eso.

Los mejores platos fuertes nunca vienen solos, siempre se acompañan de una guarnición y/o ensalada que queremos que se luzca por sí sola. Si cocino en el asador ¿Qué ensalada o guarnición puedo hacer? Les tengo una excelente noticia: pueden hacer la ensalada o guarnición que quieran; exacto, leyeron bien pueden hacer lo que ustedes deseen en el asador.

Aquí les van algunos ejemplos de lo que pueden hacer y cómo hacerlo, para que la reunión que tenemos en mente se luzca espectacular:

Para hacer una ensalada a la parrilla, no es necesario poner todos los ingredientes de la ensalada en el asador, se colocan dos o tres elementos y luego se pueden poner sobre unas hojas de lechuga y así dar el toque distintivo.

Todas las verduras en el asador saben mil veces mejor que en la estufa, y esto lo tengo comprobado, pues he realizado comidas donde los comensales son en su totalidad del género masculino ¡Todas las verduras desaparecen! Aun cuando he puesto frituras de botana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si repasamos algunas de las verduras que a todos nos fascinan y que visten perfecto nuestro plato fuerte, descubriremos qué más podemos hacer.

Lo común que encontramos en el supermercado son cebollas –blancas, amarillas y moradas–, ajo, jitomates, berenjena, calabacitas, alcachofas, espárragos, papas de todos tipos, betabel, pimientos morrones –diversos colores–, elotes, nopales, zanahorias, peras, manzanas, piñas, sandía, melón, aguacate, naranja, limón, chiles, lechugas… sé lo que han pensado: ¿Frutas? Créanme que todo lo que he mencionado y muchísimas cosas más, las he cocinado en el asador con resultados sorprendentes, solo tienen que animarse a hacerlo.

Debemos subrayar, que muchos de estos productos no necesitan el mismo tiempo ni la misma temperatura de cocción que un corte de 1” de grosor; la temperatura ideal para asar nuestras verduras o frutas es de tipo MEDIO, de alrededor de 350°F a 450°F o 176°C a 232°F. Si el asador no tiene termómetro, se puede hacer el cálculo con la mano, colocándola sobre fuego directo a una distancia de la parrilla de cocción de aproximadamente unos 15 centímetros de distancia y empezar a contar; si hay que quitar la mano por el calor de 2 a 4 segundos, tenemos una temperatura alta; de 4 a 6 segundos, es una temperatura MEDIA; de 6 a 8, baja y de 8 en adelante, hay que alimentar el asador de carbón.

Los cortes en la verdura deben de ser, por lo general, de 1 centímetro de grosor y con suficiente superficie para colocarlos sobre la parrilla. Por ejemplo, una cebolla grande se corta transversalmente en 3 o 4 rebanadas; éstas deberán ser lo más uniformes posible, al verlas de lado, habrá un bloque parejo que no está a desnivel, esto es para lograr una cocción pareja y evitar se queme de un lado. En el caso de los pimientos, deberemos cortarlos laterales de tal manera que queden 3 o 4 platos de pimiento lo más plano posible. A mayor superficie en contacto con la parrilla, mayor el sabor que obtendremos. Las posibilidades para asar papas son infinitas también.

Las peras y las manzanas habremos de cortarlas en cuartitos, asarlas 2 minutos por lado (cada cuartito tiene 3 lados), y envolverlas con una rebanada de jamón serrano, por ejemplo.

Si queremos rompernos la cabeza sobre qué ponerle a la guarnición, sugiero barnizar ligeramente con aceite de oliva y sazonar con sal y pimienta. Si buscamos vernos muy “pro”, podemos hacer una vinagreta –al gusto– y con ella barnizar el alimento, para que tenga un toque muy personal.

Deseo que estas ideas los motiven a investigar sus propias maneras de crear emocionantes asados y aprovechar su parrilla con tapa, lo mejor posible. Verán que las posibilidades dependen más de su creatividad y entusiasmo.

 

51080001E

Hasta la próxima…

*Felipe Salcedo es un apasionado del asado. Actualmente es Weber grill specialist e imparte cursos y talleres.

Escríbele a fsalcedo@weberstephen.com

 

Por Felipe Salcedo

La feria de la NRA anuncia su lista inicial de Chefs y la nueva ubicación de la Vitrina de la Culinaria Mundial (World Culinary Showcase)

Chefs de clase mundial compartirán su experiencia culinaria en la Vitrina de la Culinaria Mundial (World Culinary Showcase), que se llevará a cabo en el McCormick Place de Chicago del 16 al 19 de mayo. En el nuevo auditorio central del centro de convenciones participantes del evento tendrán la oportunidad de aprender con chefs de renombre como: Kristen Kish (ganadora del programa de televisión “Top Chef”), Marc Murphy y Maneet Chauhan (ambos jueces del programa “Chopped”) y con Rick Bayless, Anne Burrell, Robert Irvine y varios otros.

“Siempre hay una gran energía y entusiasmo en torno a la etapa de la Vitrina de la Culinaria Mundial (World Culinary Showcase), pero este año la nueva ubicación, que tiene como telón de fondo el lago Michigan realmente deberá atraer a una multitud”, dice John C. Metz, Presidente de Convenciones para la feria de la NRA de 2015 y director general de la Marlow’s Tavern, Aqua Blue, y Sterling Spoon Culinary Management. “La combinación de ideas, inspiración obtenida de estos renombrados cocineros, más de 80 sesiones de educación y las novedades del piso de exhibición deben hacer de la feria de la NRA, un evento que no se puede perder.”

El programa de demostraciones de la Vitrina de la Culinaria Mundial ocurre durante los cuatro días de la feria y contará con chefs de todo los Estados Unidos que presentará una amplia gama de especialidades culinarias. El talento de este año incluye:

Rick Bayless – Ganador del programa “Top Chef Masters” del canal de televisión Bravo y ganador de múltiples premios James Beard; autor de siete libros de cocina galardonados; chef / propietario de “Frontera Grill”, “Topolobampo”, “Xoco” y “Tortas Frontera”; fundador de la Frontera Farmer Foundation para apoyar a las pequeñas granjas del medio oeste americano.

Anne Burrell – Estrella del programa “Worst Cook in America” del canal Food Network, del programa ” Chef Wanted with Anne Burrell” e del programa ” Secrets of a Restaurant Chef”; Autora del libro ” Cook Like a Rockstar and Own Your Kitchen: Recipes to Inspire and Empower”.

Maneet Chauhan – Jueza del programa “Chopped”, participante del programa “Iron Chef”, autora y ganadora del premio James Beard; propietaria de “Chauhan Ale & Masala House” en Nashville, Tennessee.

Elizabeth Falkner – galardonada chef, autora y candidata para el premio de la Fundación James Beard; frecuente participante del programa “Top Chef”, “Iron Chef” y “Hell Kitchen”.

Robert Irvine – Anfitrión de los programas de Food Network “Restaurant: Impossible” y “Restaurant Express”; también participante del programa “Dinner: Impossible”, “Worst Cooks in America” y “The Next Iron Chef”; autor de dos libros de cocina “Mission: Cook” y “Impossible to Easy”.

Kristen Kish – después de haber trabajado con chefs premiados como Guy Martin y Barbara Lynch, la chef Kish ganó la competición del programa “Top Chef” del canal de televisión Bravo convirtiéndose en la segunda mujer a ganar este prestigioso concurso.

Jehangir Mehta – Participante de los programas “Next Iron Chef” e “Iron Chef America” del canal Food Network; chef de los restaurantes “Graffiti”, “Graffiti Me”, y “Mehtaphor” en Manhattan.

Marc Murphy – propietario y chef ejecutivo de ” Benchmarc Restaurants” y “Benchmarc Events” en Nueva York; juez del programa “Chopped” y participante del programa “Iron Chef”; El portavoz oficial del programa ” Dine Out For No Kid HungryTM”.

Barton Seaver – Chef Executivo, contribuidor de la revista “National Geographic”, y Director del programa “Alimentación Saludable y Sostenible (Healthy and Sustainable Food)” del Centro de Salud y Medio Ambiente de Harvard.

Fabio Viviani – Chef / Proprietário de “Cafe Firenze”, “Firenze Osteria” y “Siena Tavern”; Apareceu en los programas “Top Chef”, “Top Chef Masters” y ” After Top Chef”; autor del best-seller ” Fabio’s Italian Kitchen”.

La feria de la NRA de 2015 se llevará a cabo del 16 al 19 de mayo, y el evento BAR se llevará a cabo del 17 al 18 de mayo, en conjunto con la exhibición de la NRA en el McCormick Place de Chicago. Para registrarse, visite Restaurant.org/Attend/Registration.

 
wcs

wcs2

Leer más